Moreno Carretero tomará otro 3,8% en Sacyr en tres años si el grupo mantiene su actual cotización

El empresario José Moreno Carretero, accionista de referencia de Sacyr con una participación del 5%, se ha comprometido a tomar un 3,8% adicional de este grupo constructor en un plazo de tres años si al término de este periodo el precio de la acción de la compañía está en niveles similares a los actuales, alrededor de los 2 euros por acción.

Moreno Carretero ha suscrito con una entidad financiera un contrato de opción de compraventa a futuro sobre dos paquetes de títulos de Sacyr que suman 20 millones de acciones de la constructora, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

En virtud del contrato, a finales de diciembre de 2017 el empresario comprará a dicha entidad 10 millones de acciones de Sacyr si en esa fecha los títulos de la compañía que preside Manuel Manrique cotizan por debajo de los 2,27 euros por acción.

Asimismo, si a finales de septiembre de 2018 los títulos de Sacyr cotizan por debajo de 2,04 euros, tomará otro paquete de diez millones de acciones.

Los títulos de Sacyr concluyeron la sesión de Bolsa de este jueves a un precio de 2,309 euros por acción y acumulan una devaluación del 19,2% en lo que va de año.

Este contrato de opción de compra a futuro se enmarca en la «clara vocación de permanencia» que Moreno Carretero tiene respecto a su participación en Sacyr, segundo accionista de Repsol, con un 8,89% de su capital, según indicaron en dichas fuentes.

José Moreno Carretero está en el capital de Sacyr desde que en enero de 2011 tomará un 4% de la compañía de construcción, concesiones y servicios en el marco de una ampliación de capital que entonces realizó el grupo.

MISMO PRECIO PESE A NUEVA ESTRATEGIA.

La apuesta de compra a futuro del accionista se realiza a los mismos precios a los que actualmente cotiza, a pesar de que Sacyr ha emprendido este año una nueva estrategia de crecimiento, tras superar varios ejercicios de ajuste, saneamiento y reestructuración.

Para abordar esta nueva fase, el grupo ha puesto en marcha un plan denominado ‘Visión Estratégica 2015-2020’ centrado en el crecimiento mediante el refuerzo de la expansión internacional.

En concreto, Sacyr prevé que al cierre de dicho lustro el 75% del total de sus ingresos provengan de los negocios que desarrolla en el exterior, frente a la actual tasa del 50%.

Estados Unidos figura como principal mercado objetivo de la compañía en esta nueva estrategia, que también contempla crecer con sus distintas áreas de negocio en Latinoamérica y Oriente Medio como «mercados prioritarios».

Con este crecimiento exterior y el desarrollo de nuevos negocios, como el de ingeniería y el de construcción industrial, Sacyr aspira en doblar el beneficio neto atribuido (Ebitda) de forma que alcance los 750 millones de euros a la conclusión de este periodo.

En la actualidad, Demetrio Carceller figura como primer accionista de Sacyr, con alrededor del 14% del capital (sumando la participación sindicada con el grupo canario Satocán). Entre el l resto de socios de referencia de la compañía el grupo Fuertes, con un 5,7%; el presidente del grupo con un 5,2%, el expresidente José Manuel Loureda con alrededor de un 5% y el fondo THS (4,9%).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído