(Ampl.) La CNMV mexicana abre proceso sancionador a OHL México por la contabilidad de sus autopistas

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México (CNBV) ha abierto un proceso sancionador a OHL México y varios de sus directivos por la contabilidad que la filial de OHL realiza sobre las autopistas que explota en el país y por presuntos incumplimientos en su obligación de informar al mercado.

El grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir ya ha manifestado su «desacuerdo» con los argumentos del organismo supervisor del mercado de México y ha anunciado que presentará alegaciones.

OHL no descarta incluso acudir a los tribunales, al apuntar que la resolución en la que finalmente concluya el proceso abierto por la CNMV mexicana puede recurrirse ante los tribunales de justicia del país.

La CNBV abre este proceso como resultado de la investigación que inició a OHL México el pasado 8 de mayo de 2015, después de que comenzaran a publicarse en el país informaciones sobre presuntas irregularidades de OHL México.

Con dicha investigación, el supervisor mexicano pretendía evaluar el grado de cumplimiento de OHL México con la normativa mexicana del mercado de valores.

En el proceso abierto ahora, la CNMV mexicana considera que OHL México debería contabilizar de otra forma las autopistas que tiene en concesión en el país bajo el sistema de rentabilidad garantizada. En concreto, tendría que contabilizarlas bajo las normas internacionales de información financiera (IFRS, según sus siglas en inglés), al estimar que en estas concesiones «no existe una obligación incondicional de pago».

El supervisor también indica que OHL México supuestamente no informó al mercado sobre las diferencias entre los actuales volúmenes de tráfico de sus concesiones y las proyecciones realizadas cuando se pusieran en marcha.

Además, la CNBV señala que la filial mexicana de OHL presuntamente «incumplió» la normativa aplicable a las operaciones que se realizan con partes vinculadas.

No obstante, en su notificación a la CNMV española, el grupo de Villar Mir, ya avanza su rechazo a estos supuestos, argumentando además que todos ellos «han contado en todo momento con la opinión favorable de los asesores externos de OHL México, incluidos sus abogados y auditores», y su intención de presentar alegaciones.

ALEGACIONES.

Así, respecto a la contabilidad de las autopistas de México, OHL remite a la información remitida el pasado 28 de septiembre a la CNMV española en la que «explica al detalle» los fundamentos técnicos en los que basa el tratamiento contable de sus autopistas mexicanas.

Asimismo, indica que, tras la notificación de la CNBV, su firma auditora Deloitte ha confirmado el tratamiento contable de las concesiones mexicanas con rentabilidad garantizada y su opinión sobre los estados financieros de la empresa.

Respecto a la información sobre el tráfico, OHL estima que «no es relevante», y en relación a las operaciones con partes vinculadas, garantiza que las reglas de procedimiento interno de OHL México «cumplen con la legalidad vigente» y que, por lo tanto, OHL «no tiene constancia» de que su filial haya incurrido en incumplimiento alguno en ese sentido.

Por todo ello, OHL México remitirá sus alegaciones en los plazos previstos a la CNBV y ratifica que mantendrá el tratamiento contable de las autopistas que explota en el país.

No obstante, el grupo avanza que sus flujos de caja «en ningún caso se verían afectados» en caso de tener que cambiar la contabilidad y aplicar la propuesta por la CNBV.

A pesar de reconocer no poder predecir el resultado de las alegaciones o de la resolución, la filial mexicana de OHL recuerda que es susceptible de recurso ante los tribunales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído