Merlín refinanciará los 1.600 millones de deuda de Testa

Merlín Properties prevé abordar a medio plazo una refinanciación de la deuda de 1.600 millones de euros que tiene asociada Testa, inmobiliaria patrimonialista que ha comprado a Sacyr.

El objetivo de la socimi es reestructurar la actual estructura de plazos de amortización que presenta este pasivo para acompasarlo a los flujos de caja que genere la empresa.

Asimismo, y dado que el grueso de la deuda está contratada a tipo variable, en el marco de dicha refinanciación Merlín sopesa incrementar su cobertura para «anticiparse a un eventual escenario de subida de tipos», según indica la compañía en el folleto explicativo de la OPA que ha formulado sobre la exfilial de Sacyr.

En este sentido, Merlín revela que del total de deuda de Testa, un importe de 1.071 millones de euros contaba con cláusulas de cambio de control. En virtud de estas cláusulas, la banca puede obligar a pagar anticipadamente una deuda en caso de que la empresa cambie de accionista de control.

La socimi indica que, ante este escenario, negoció y acordó con los bancos acreedores de Testa titulares de este pasivo (JP Morgan, Santander, ING Bank, Münchener Hypothekenbank y Deutsche Hypothekenbank) dispensas para dichas cláusulas.

En estas dispensas, las entidades dan su consentimiento a Merlín para tomar el control de Testa y renuncian a exigir la amortización anticipada de la deuda, si bien todo ello queda condicionado a que la socimi cierre la compra de la exfilial de Sacyr.

No obstante, dos de los bancos establecieron el pago del importe que Testa les adeuda, por un total de 972 millones de euros, antes de julio de 2016, y una tercero instó a que le abonen su parte (otros 137,5 millones) entre enero y julio del próximo año.

FUSION «INMEDIATA».

En el folleto de su OPA, Merlín también avanza su intención de promover la fusión con Testa «a la mayor celeridad posible», de forma que la pondrá en marcha «inmediatamente después» de que Sacyr le venda el 22% que aún tiene en la firma. Esta transacción debe cerrarse antes de que concluya julio de 2016, según el acuerdo de compraventa de la socimi y la constructora.

La integración de Merlín y Testa dará lugar a «una de las mayores empresas de patrimonio inmobiliario de España», dado que sumará una cartera de activos valorada en 5.800 millones de euros y generará rentas anuales de 300 millones de euros.

La socimi que preside Ismael Clemente destaca que la integración supondrá «la constitución de una grupo inmobiliario líder en España, que ofrecerá una oportunidad única para capturar el crecimiento del mercado inmobiliario español».

En cuanto a la venta de activos de Testa que Merlín no considera estratégicos, si bien la socimi ya ha puesto el cartel de ‘se vende’ al millar de pisos en alquiler, la firma no abordará con la misma celeridad la desinversión de los hoteles y los suelos.

En el caso de los hoteles, de cuya venta se excluye el ubicado en una de las cuatro torres del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, considera que presentan un «importante valor implícito que sería difícil movilizar con una venta inmediata».

Por ello, Merlín asegura estar analizando «diferentes opciones» para estos activos, «varias de las cuales no suponen una venta en el corto plazo», detalla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído