UPyD ve «escandaloso» que un consejero de Competencia ocultara al Parlamento vínculos con Telefónica

El portavoz adjunto de UPyD en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, ve «muy grave» e incluso «escandaloso» que el consejero de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) Eduardo García Matilla no informara al Parlamento de sus vinculaciones con Telefónica cuando se sometió al escrutinio sobre su idoneidad para el cargo, en septiembre de 2013.

Según el diario Vozpópuli, la CNMC inició hace unas semanas una ronda de consultas sobre la posible falta de independencia de García Matilla y su impacto en el trabajo del superregulador, después de que se hiciera público que su empresa, Corporación Multimedia, facturó más de un millón de euros con Telefónica entre 2005 y 2009.

Un dato del que no informó en su comparecencia parlamentaria a pesar de que la Comisión tiene competencias en materia de telecomunicaciones y, por tanto, arbitra decisiones que pueden afectar a dicha empresa.

ES «ESCANDALOSO»

Para Martínez Gorriarán, este «fallo clarísimo de opacidad» se deriva de una Ley de Transparencia «muy insuficiente» y también de un hecho «muy corriente, normal y escandaloso» como es que los aspirantes a cargos públicos «se toman el Congreso a pitorreo» y «no responden a las preguntas de los diputados» en sus comparecencias.

Como ejemplo, el responsable magenta cita, en declaraciones a Europa Press, la reciente comparecencia del consejero del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) Javier Dies Llovera, quien «no contestó absolutamente a nadie ni a nada». «Fue una cosa completamente increíble, un paripé», lamenta.

«Esto en democracias serias no se tolera. En Estados Unidos no sólo hay que responder a los parlamentarios, sino que incluso es delito manifestar falsedades. En las democracias serias cuando se aspira a un cargo público hay que contestar obligatoriamente y con la verdad», insiste Martínez Gorriarán.

De hecho, más allá de si existen o no incompatibilidades en el caso de García Matilla, el dirigente de UPyD cree que «la mera ocultación de información es un motivo de dimisión suficiente».

No obstante, según recuerda Vozpópuli, el consejero de la CNMC finalizó su mandato oficialmente el pasado mes de septiembre, sin que el Gobierno haya aclarado si impulsará su renovación para los próximos seis años, propondrá un sustituto o dejará la decisión en manos del equipo que salga elegido el 20 de diciembre.

NO SE HA INHIBIDO

El diario informa asimismo de que en estos dos años García Matilla no se ha inhibido en ninguno de los asuntos que han afectado a Telefónica. De hecho, el pasado mes de junio emitió un voto particular en la resolución de abril por la que la CNMC aprobó la compra de Canal+ por parte de Telefónica.

Y es que, a su juicio, la propuesta de compromisos asumidos por la operadora –que cada rival podría adquirir un número de canales equivalente como máximo al 50% del número total de canales de la oferta mayorista prémium– era «muy inconcreta» al no definir algunos aspectos básicos para saber en qué consistirá la oferta final.

Eduardo García Matilla es licenciado en Imagen por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid y perteneció durante 21 años a las empresas del Ente Público RTVE, en el que fue director de Radio 3 y director adjunto de Radio Cadena.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído