Sacyr tendrá hasta 2017 el contrato de mantenimiento de edificios de Testa, filial vendida a Merlín

Sacyr seguirá realizando hasta finales de 2016 los servicios de mantenimiento integral de la cartera de edificios de Testa, la filial de patrimonio que ha vendido a la socimi Merlín.

A pesar de esta venta, de la que aún está pendiente la transacción de un último 22% del capital de la inmobiliaria, el grupo constructor, a través de su filial de servicios Valoriza, mantendrá este contrato de servicios de conservación y limpieza.

Así se establece en el acuerdo de compraventa de Testa que Sacyr y Merlín firmaron en junio de este año, según revela la socimi en el folleto informativo de la OPA que ha lanzado sobre las acciones de la inmobiliaria que aún cotizan en Bolsa.

Según consta en dicho acuerdo, todos los contratos de ‘facility management’ (mantenimiento) de los activos de Testa actualmente en vigor entre esta firma y las filiales de Sacyr «se mantendrán en vigor hasta el 31 de diciembre de 2016».

Testa cuenta con una cartera de patrimonio integrada por 87 edificios que suman más de un millón de metros cuadros de superficie (1,38 millones de metros cuadrados) integrada por inmuebles de oficinas, aparcamientos, centros logísticos, hoteles, centros comerciales, residencias y viviendas.

No obstante, Merlín tiene actualmente a la venta la cartera de alrededor de un millar de viviendas en alquiler de Testa, repartidas en Madrid y San Sebastián, por no considerarlo un activo estratégico.

En el caso de los hoteles de la exfilial de Sacyr, la socimi también prevé venderlos, con la excepción del ubicado en la Torre del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, pero no a corto plazo, al considerar que presentan un «importante valor implícito que sería difícil movilizar con una venta inmediata».

FUSION INMEDIATA.

El objetivo último de Merlín con la compra de Testa es fusionarse con esta inmobiliaria, a la que ya ha convertido en socimi y en la que ya controla el 77% del capital.

La sociedad que preside Ismael Clemente prevé abordar esta integración de «forma inmediata y a la mayor celeridad» en cuanto Sacyr le venda la participación del 22% que aún tiene en la empresa. La constructora tiene de plazo para cerrar esta venta hasta finales de julio de 2016.

La operación dará lugar, según sus datos, a la primera compañía patrimonialista del país, con activos valorados en unos 5.800 millones y con capacidad para generar rentas anuales por más de 300 millones de euros.

Por el momento, esta semana arrancó el plazo de la oferta pública de adquisición (OPA) que Merlín ha lanzado sobre el 0,38% del capital de Testa que aún cotiza en Bolsa, que se extenderá hasta el próximo día 16.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído