Nueve asociaciones siderúrgicas mundiales protestan por el trato a China

Nueve asociaciones siderúrgicas de todo el mundo entre las que figura la federación europea en la que se encuentra integrada la española Unesid han suscrito una declaración conjunta en la que protestan por el tratamiento de China como economía de mercado a partir de diciembre de 2016.

En concreto, la declaración ha sido suscrita por las asociaciones americanas American Iron and Steel Institute, Steel Manufacturers Association, Canadian Steel Producers Association, Canacero (mexicana), Alacero (latinoamericana), Instituto AcoBrasil (brasileña), Specialty Steel Industry of North American y el Comité norteamericano de importadores de tubos.

Por la parte europea, figura la asociación europea de la siderurgia Eurofer, a la que pertenece la española Unesid, que, como el resto de organizaciones, expresa su «preocupación» por los intentos de China para obtener un tratamiento de economía de mercado a partir de diciembre de 2016.

Para los firmantes, la industria siderúrgica mundial está sufriendo una crisis de sobrecapacidad y la siderurgia China es el principal responsable de este problema.

La siderurgia china, que está compuesta predominantemente por empresas públicas, o sostenidas por los poderes públicos, tiene una sobrecapacidad de entre 330 y 425 millones de toneladas, que sin duda crecerá en los próximos años y que representa cerca de la mitad de la sobrecapacidad mundial.

«Esta situación, unida a una menor demanda de acero, ha ocasionado unos niveles récord de exportaciones chinas al resto del mundo en el pasado año y se prevé que en este 2015 superen los 100 millones de toneladas», advierten las asociaciones.

Al mismo tiempo, China considera que debe obtener el tratamiento de economía de mercado, con carácter automático, a los 15 años de su entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se cumple en el mes de diciembre de 2016. Las asociaciones firmantes no están de acuerdo con esta consideraciones.

En concreto, los productores siderúrgicos europeos y americanos consideran que el Protocolo de Adhesión de China a la OMC no requiere que los gobiernos otorguen con carácter automático a las importaciones procedentes de China la consideración de una economía de mercado a partir de diciembre de 2016.

«Considerando el permanente y significativo papel que el gobierno chino tiene en muchos aspectos cruciales de la economía del país, y en especial en las empresas públicas del acero, parece claro que China dista mucho, en estos momentos, de ser una economía de mercado», afirman.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído