(Ampl.) Endesa mantiene beneficio en 1.206 millones y actualizará su plan estratégico el 23 de noviembre

Endesa registró un beneficio neto de 1.206 millones de euros en los nueve primeros meses del año, igualando prácticamente el obtenido en el mismo periodo de 2014, cuando se situó en 1.208 millones de euros, según ha informado la empresa.

La compañía, que actualizará su plan estratégico el próximo 23 de noviembre, ha logrado este resultado a pesar de no incluir el generado por el negocio latinoamericano, que fue vendido a Enel en octubre del año pasado.

En términos homogéneos, es decir, contemplando exclusivamente el resultado del negocio en España y Portugal en ambos periodos, el incremento del beneficio neto habría sido del 62,7%.

«Estos resultados demuestran la solidez de nuestro negocio», ha asegurado el consejero delegado de Endesa, José Bogas, quien ha afirmado que la generación de ‘cash flow’ no sólo ha cubierto los «atractivos» dividendos y las inversiones de la compañía, sino que también ha permitido una reducción de la deuda neta.

«En conjunto, estos resultados corroboran el posicionamiento estratégico de nuestra empresa, totalmente enfocado en España y Portugal desde la OPV, y garantizan el crecimiento y un fuerte flujo de caja», ha resaltado.

Los ingresos de Endesa hasta septiembre ascendieron a 15.412 millones de euros, en línea con los obtenidos en el mismo periodo del año anterior (15.542 millones de euros).

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 2.752 millones de euros, un 11,5% superior al del mismo periodo de 2014, como consecuencia fundamentalmente del reconocimiento por parte del Gobierno de los impuestos sobre generación extrapeninsular de los ingresos y de la positiva evolución del margen bruto de sus negocios.

Asimismo, el resultado neto de explotación (Ebit) creció un 33,3%, hasta los 1.735 millones de euros, debido, según la compañía, al alargamiento de la vida útil de las centrales nucleares y de los ciclos combinados desde el 1 de octubre de 2014.

La deuda financiera neta de Endesa a cierre de septiembre se situó en 5.095 millones de euros, con un descenso de 325 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2014.

Esta reducción fue posible, según la compañía, gracias a que el ‘cash flow’ operativo, que ascendió a 1.693 millones de euros, fue superior al importe de las inversiones y del dividendo ordinario con cargo al resultado de 2014.

Las inversiones brutas en los nueve primeros meses de 2015 ascendieron a 761 millones de euros, con un incremento del 20,4%. De ellas, 723 millones de euros correspondieron a inversiones materiales e inmateriales, y los 38 millones restantes a inversiones financieras.

En los nueve primeros meses de 2015, la demanda eléctrica peninsular aumentó un 2,5% (+1,1% corregido el efecto de laboralidad y temperatura), sumándose así al positivo comportamiento de los indicadores que apuntan a una recuperación de la economía española.

La firma ha subrayado que este incremento dio lugar a una mayor producción propia, especialmente de la generada por sus centrales térmicas, ya que en los 9 primeros meses del ejercicio 2015 no se repitió la hidraulicidad excepcionalmente elevada del mismo periodo del año anterior.

Así, la producción eléctrica peninsular en régimen ordinario de Endesa creció un 9,4%, hasta 46.564 GWh, debido al aumento de los ciclos combinados (+172,4%), de las centrales de carbón (+13,8%) y de la producción nuclear (+6,4%), que han compensado la disminución de la producción hidroeléctrica (-15,9%).

Las tecnologías nuclear e hidroeléctrica representaron el 55,3% de la generación peninsular de Endesa en régimen ordinario (60,4% en el período enero-septiembre 2014), frente al 50,4% del resto del sector (60% en el período enero-septiembre de 2014).

Por lo que se refiere a las demás magnitudes operativas, Endesa produjo 9.326 GWh en los Territorios No Peninsulares (+2,1%); distribuyó 86.599 GWh en el mercado español (+3,6%); vendió 58.455 GWh a los clientes del mercado liberalizado (+0,1%) y 11.391 GWh en el mercado regulado (-8,9%); y sus ventas en el mercado de gas fueron de 53.274 GWh (-4,8%).

Como consecuencia de todo ello, la compañía alcanzó una cuota de mercado del 38,9% en generación peninsular en régimen ordinario, del 43,7% en distribución y del 35,7% en ventas a clientes de electricidad del mercado liberalizado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído