Bruselas ve "muy problemáticas" las solicitudes del primer ministro conservador

‘Brexit’: Las cuatro demandas de David Cameron para no sacar a Gran Bretaña de la UE

'Brexit': Las cuatro demandas de David Cameron para no sacar a Gran Bretaña de la UE
David Cameron. PD

Mensaje claro y contundente del primer ministro británico, David Cameron, sobre sus planes en la UE: se replanteará la permanencia de Reino Unido en Europa si no se satisfacen sus demandas.

Lo ha anunciado este 10 de noviembre de 2015 durante su esperado discurso en el Real Instituto de Relaciones Internacionales de Londres, Chatham House, en el que ha desgranado sus planes de reformas de cara al prometido antes de finales de 2017 sobre la salida o no del Reino Unido del bloque europeo.

Así, ha desvelado sus cuatro pilares de reformas:

  1. Proteger el mercado único europeo. Se pretende unir toda la regulación sobre el mercado único, comercio, eliminar la regulación… en un solo compromiso que enmarque la «competitividad en el ADN de toda la Unión Europea».
  2. Un mayor control de la inmigración comunitaria. El objetivo de su país es exigir a los comunitarios residir al menos cuatro años en Reino Unido y pagar impuestos durante ese periodo de tiempo antes de poder acceder a ayudas estatales.
  3. Eximir a Reino Unido de una mayor integración europea. Se aboga porque existan menos regulaciones y que haya una devolución de poderes a los parlamentos nacionales.
  4. Aumentar la competitividad en la UE. Al hilo de lo anterior, que se reconozca la importancia de países fuera del euro, como Reino Unido, que no se pueda discriminar económicamente a la libra británica.

El líder conservador ha desvelado sus planes el día en que también ha enviado al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, su carta con las propuestas de reformas antes del plebiscito sobre la permanencia del Reino Unido de la UE, que deberá convocarse antes de que termine el año 2017.

En este sentido, Cameron ha afirmado que no es una misión «imposible» conseguir las reformas que busca para la Unión Europea (UE) antes de convocar el referéndum y ha asegurado también que la decisión que tome el pueblo británico el día que vaya a votar en el plebiscito será «final», sin posibilidades de otra renegociación y de convocar una segunda consulta.

LOS OBJETIVOS DE CAMERON

El líder conservador, que ha calificado el referéndum como «la decisión más importante que tomará el Reino Unido en muchos años», ha insistido en la necesidad de que su país y otros que no forman parte de la moneda única puedan tener acceso al mercado único.

Cameron ha admitido que el Reino Unido y sus 27 socios comunitarios tienen por delante un trabajo de gran «desafío» pero alcanzable con un poco de «imaginación política». Esta será la «única oportunidad» de conseguir las reformas, ha insistido Cameron.

«Tengo mucha confianza de que vamos a conseguir un acuerdo que funcione para el Reino Unido y para nuestros socios europeos», ha resaltado el primer ministro, quien ha recalcado que los vínculos «emocionales» no mantendrán a su país en la UE si no hay cambios.

Al mismo tiempo, el primer ministro ha vinculado la necesidad de reformas en la UE con la seguridad nacional pues en los últimos años han surgido amenazas para Europa, como el avance del grupo terrorista Estado Islámico (EI), la crisis en Ucrania y los problemas de los refugiados por la guerra civil en Siria.

«No tengo dudas de que para el Reino Unido, el asunto europeo no es sólo un asunto de seguridad económica, sino de seguridad nacional también», resaltó el político «tory», que espera abordar estos planes en la cumbre europea del mes próximo.

OBJETIVOS «MUY PROBLEMÁTICOS»

Al terminar la intervención de Cameron, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha confirmado haber recibido la carta enviada por el primer ministro británico a Bruselas con sus exigencias de reforma de la Unión Europea (UE), y ha anunciado el inicio de las negociaciones entre ambas partes.

«Acuso de recibo. Con la carta de David Cameron, las negociaciones sobre la pertenencia de Reino Unido a la Unión Europea pueden ahora comenzar», ha afirmado Tusk en un mensaje en la red social Twitter:

Las primeras valoraciones oficiales a las seis páginas que tiene el documento enviado por Cameron no se han hecho esperar y el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinashan, ha asegurado que algunos de los objetivos que se plantean son «muy problemáticos».

«Vemos una serie de elementos que parecen ser viables como encontrar la forma de aumentar el papel de los parlamentos nacionales, pero otras cuestiones son difíciles, como la relación entre la entrada y salida del euro. Otras, además, son muy problemáticas ya que chocan con las libertades fundamentales de nuestro mercado interno».

MARGALLO: «HAY RIESGO DE QUE SALGAN DE LA UE»

Por su parte, el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha afirmado este martes que «hay un riesgo cierto de que el Reino Unido se vaya de la UE». en una conferencia organizada por Deusto Business Alumni, García-Margallo ha dicho que la salida de Reino Unido de la UE sería «una mala noticia», pero, ha advertido, en ese país hay ya una mayoría de euroescépticos y sobre todo, de la política de austeridad.

Si se produjera esa salida, el ministro ha augurado que conllevaría «la celebración de un nuevo referéndum de independencia en Escocia, para quedarse en la UE» y el resto de Estados deberán «dar un salto gigantesco en materia de federación de los 19 países» que comparten moneda para evidenciar así al resto del mundo que el proyecto europeo «no se va deteriorando», sino que seguirá avanzando hasta consolidar los Estados Unidos de Europa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído