Unesid pide a la UE una actuación «decidida y rápida» contra la competencia ilegal del acero chino

La patronal de la industria siderúrgica española (Unesid) ha pedido a la Unión Europea (UE) una actuación «decidida y rápida» contra la competencia ilegal del acero chino, que ha situado al sector en «una situación de emergencia».

En rueda de prensa, el director general de Unesid, Andrés Barceló, ha denunciado que las importaciones de acero de China atacan el mercado español en los productos en los que no hay medidas ‘anti dumping’, por lo que ha pedido a las instituciones europeas medidas para que la competencia se haga en términos de «competencia leal».

Barceló indicó que España es el tercer destino de las importaciones de acero de China en Europa, tan sólo por detrás de Italia y Bélgica, aunque en este último caso se debe descontar el efecto distribuidor a todo el Viejo Continente que tiene el puerto de Amberes.

En concreto, las importaciones siderúrgicas de China, de donde procede la mitad de la producción mundial de acero, alcanzaron en España en los ocho primeros meses del año las 750.000 toneladas, lo que supone el 19% del total de las importaciones europeas.

El director general de Unesid subrayó que los costes de producción chinos «no son reales», ya que se amparan en ayudas de estado o intervenciones gubernamentales, lo que les permite vender a unos precios de derribo y fuera de mercado.

Así, la patronal estimó que los actuales precios del mercado para competir con el producto chino se encuentran un 40% por debajo de los de hace nueve meses, lo que condena a las empresas a las pérdidas o a la amenaza del cierre.

DAÑO A LA INDUSTRIA.

A este respecto, Barceló indicó que el daño a la industria europea de esta competencia desleal del acero chino se puede cifrar en una caída del 23% en la facturación de los últimos meses con respecto a la de 2011 y un descenso del 29% en la inversión.

Las importaciones de China en España afectan especialmente a los productos planos, que no cuentan con medidas ‘anti dumping’ a diferencia de lo que sucede en algunos productos largos y de acero inoxidable.

Barceló advirtió del daño que las importaciones chinas tienen para el conjunto de la industria española, con un «efecto en toda la cadena del valor añadido», y señaló que actualmente ya existen procesos de expedientes de regulación de empleos temporales (ERTE) en algunas empresas del sector.

PETICION DE REUNION DEL GRUPO INTERMINISTERIAL.

Así, indicó que la patronal ha pedido al Gobierno español una reunión del grupo interministerial de trabajo ante «la preocupación» por el asunto, ya que «ahora es el momento de actuar».

«No estamos en contra del libre comercio, ya que el 65% de nuestra producción se está exportando, queremos un libre comercio pero legal, y eso es lo que le pedimos a la administración», dijo.

Además, afirmó que esta situación «podría empeorar» si la UE reconociera a China el tratamiento de economía de mercado, ya que supondría la práctica imposibilidad de imponer medidas ‘anti dumping’ contra importaciones desleales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído