Sacyr multiplica por seis su beneficio por la venta de Testa

Sacyr obtuvo un beneficio neto de 532 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone multiplicar por más de seis (+540%) el del año anterior, impulsado por las plusvalías registradas al vender la filial de patrimonio Testa a la socimi Merlín.

La ganancia extraordinaria de esta venta permitió al grupo compensar el impacto negativo de 373 millones que se anotó al ajustar a valor razonable la participación del 9% que tiene como segundo máximo accionista de Repsol, y otro de 185 millones derivado de la reducción de un crédito fiscal asociado a Tesa.

Además, y «atendiendo a un criterio de prudencia», Sacyr ha dotado provisiones de circulante y financieras por importe de 130 millones de euros.

La cifra de negocio de la compañía que preside Manuel Manrique creció un 15% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta sumar 2.123 millones de euros, gracias al crecimiento de todos los negocios del grupo y del aumento del 22% de la actividad internacional, que ya aporta el 53% del total.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se disparó un 51% y se sitúo en 247 millones de millones.

La venta de Testa también se tradujo en una nueva reducción de deuda para Sacyr, que descendió un 21%, hasta situarse en 4.224 millones al cierre de septiembre. El mayor descenso se registró en la deuda corporativa, que se liquidó en un 83% y quedó reducida a 91 millones.

((HABRA AMPLIACION))

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído