Los asesores fiscales ven «incompleta» la reforma fiscal y piden cambios en la riqueza y el medio ambiente

Los asesores fiscales del REAF-REGAF, órgano especializado del Consejo General de Economistas, han considerado «incompleta» la reforma fiscal que hizo el Gobierno y han pedido al próximo Ejecutivo que la complete con cambios en la fiscalidad de la riqueza y el medio ambiente.

En las jornadas tributarias organizadas por REAF-REGAF, los asesores han recordado que el Gobierno optó por aplazar la reforma de la fiscalidad autonómica y local y han recomendado abordar la tributación de la riqueza para plantear un tratamiento unificado y la medioambiental cuando se retomen estas reformas.

Para abordar la fiscalidad de la riqueza, según han explicado, habrá que analizar aspectos del Impuesto de Patrimonio, del IRPF, de Sucesiones y Donaciones y del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). En el caso de la fiscalidad medioambiental, será preciso dotar de cierta unidad y criterio a toda la tributación, que está «claramente desorganizada».

En concreto, el presidente del Consejo General de Economistas, Valentí Pich, ha asegurado que «el sentido común» dice que «está fuera de contexto» mantener el Impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones tal y como están diseñados actualmente, y probablemente habría que mantener el de Sucesiones y dejar el de Patrimonio como algo meramente registral.

Aún así, habría que mejorar Sucesiones y Donaciones porque el Tribunal de Justicia de la UE ha puesto de manifiesto en sus sentencias algunos problemas del tributo por discriminación entre residentes y no residentes y por diferencia de trato en beneficios fiscales por razón de residencia.

En cualquier caso, desde el REAF-REGAF recomiendan reflexionar sobre todo lo que hay actualmente antes de hacer la segunda fase de la reforma, para no seguir inventando figuras impositivas y recoger la concienciación ecológica de la sociedad de una forma ordenada.

Por otro lado, los asesores fiscales han aprovechado las jornadas tributarias para lanzar 80 recomendaciones para que los contribuyentes puedan rebajar su factura fiscal en Renta y Sociedades antes de que acabe el 2015.

En el caso del IRPF, el REAF-REGAF recomienda, por ejemplo, a los trabajadores despedidos que acudan al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) para que la indemnización pueda quedar exenta y a los que la empresa les cede un coche, que les interesa más que sea eficiente enérgicamente.

También sugiere pactar con la empresa la sustitución de rentas dinerarias por determinadas rentas en especie si la valoración es beneficiosa y, sobre todo, si son rentas en especie que no tributan, como tarjetas de transporte, cheques restaurante o seguros médicos.

LOS DIVIDENDOS, MEJOR PARA 2016

Además, a los socios de una sociedad que puedan influir en la política de reparto de dividendos, les recomienda posponer el reparto a 2016 para que tribute a un tipo de ahorro más bajo. En cuanto a los empresarios en módulos, les recuerda que deben saber si en 2016 pueden seguir aplicándose este sistema o prepararse para poder cumplir con las obligaciones formales del método de estimación directa.

A los contribuyentes de más de 65 años que estén pensando en transmitir un bien o derecho para obtener liquidez, les sugiere valorar la alternativa de constituir una renta vitalicia con la cantidad obtenida para no tributar por la ganancia patrimonial.

Por otra parte, a los contribuyentes que entraron en el régimen transitorio de la deducción por compra de vivienda habitual les avisa de que es más conveniente agotar el límite de inversión por contribuyente (9.040 euros) amortizando el préstamo anticipadamente.

RECOMENDACIONES PARA EL IMPUESTO DE SOCIEDADES

En el caso del Impuesto de Sociedades, el REAF-REGAF recuerda que ha cambiado la forma de corregir la doble imposición interna, que uno de los pocos incentivos generales en este impuesto es la nueva reserva de capitalización que permite reducir la base hasta en un 10% de su importe y que hay que revisar la amortización de cada elemento porque se han modificado las tablas fiscales.

Además, recomienda a las empresas que tengan créditos con entes públicos que no van a cobrar que inicien un proceso judicial o arbitral para poder deducirse el deterioro. Y a las entidades que quieran efectuar gastos por atenciones a clientes y proveedores antes de que acabe el año, les recuerda que deben tener en cuenta que el importe anual máximo deducible será del 1% del importe neto de la cifra de negocios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído