Se reunirá este lunes, 23 de noviembre de 2015

El consorcio del AVE a La Meca analiza la petición de Arabia de adelantar a 2017 un tramo de la línea

El consorcio del AVE a La Meca analiza la petición de Arabia de adelantar a 2017 un tramo de la línea
Una avalancha humana ha dejado más de 700 muertos en La Meca

El consorcio de empresas españolas que construye el AVE La Meca-Medina se reunirá este lunes, 23 de noviembre de 2015, para analizar la petición de Arabia Saudí de adelantar la puesta en servicio de un primer tramo de esta línea de Alta Velocidad al primer trimestre de 2017, un año antes de la fecha de inauguración fijada para todo el corredor.

El adelanto de parte del proyecto supondría una modificación del contrato firmado por el consorcio español con Arabia Saudí, además de ajustes en los ingresos, gastos y compensaciones derivados del mismo.

Por ello, las compañías públicas y privadas que conforman el consorcio que logró la obra se reunirán mañana para evaluar esta petición y, en su caso, los términos a negociar y pactar con Arabia Saudí para asumir dicho adelanto, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

El contrato original firmado en 2011 entre Arabia Saudí y el consorcio español fija la conclusión e inauguración de toda la línea de Alta Velocidad entre La Meca y Media en el primer trimestre de 2018.

El tramo del denominado ‘AVE del Desierto’ que se pide poner en servicio un año antes es el comprendido entre Medina y un destino intermedio del corredor aún por determinar, según detallaron dichas fuentes.

La petición de adelantar este tramo del proyecto, el mayor logrado hasta ahora por empresas españolas en el exterior, abre una doble negociación.

Por un lado, los socios del consorcio deben acordar entre ellos los términos a negociar y pactar con Arabia Saudí y, por otro, posteriormente tiene que negociar con el Gobierno árabe los cambios en el contrato y los correspondientes ajustes.

Ambas negociaciones presentan además sus dificultades. Arabia Saudí trata de compatibilizar su deseo de poner en explotación un primer tramo del AVE con los ajustes de recursos que derivan del descenso de los precios del petróleo.

Del lado del consorcio, a las «naturales divisiones» entre las distintas empresas surgidas en marco el análisis de las negociaciones con el cliente, se suma el hecho de que cualquier decisión que tenga que ver con el contrato con Arabia debe aprobarse por unanimidad.

No obstante, el consorcio español encargado del proyecto siempre ha manifestado su disposición a esforzarse para intensificar los trabajos cuando Arabia lo ha pedido.

PROYECTO HISTORICO.

El consorcio que a finales de 2011 se adjudicó el AVE La Meca-Medina está compuesto por las empresas públicas Ineco, Adif y Renfe, y las privadas Cobra (ACS), OHL, Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imanthia, Inabensa y Talgo, además de las firmas saudíes Al Shoula y Al Rosan.

El proyecto, estimado en 6.700 millones de euros, consiste en la construcción de la denominada ‘superestructura’ (las vías y los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad) de este AVE, de 450 kilómetros de longitud, además de su posterior explotación por parte de Renfe. La línea, una vez en servicio en su totalidad, permitirá unir La Meca y Medina en dos horas y media.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído