(Ampl.) La CNMV espera que Abengoa encuentre «algún tipo de solución» que le permita salir adelante

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha afirmado este miércoles que espera que Abengoa, que ha solicitado preconcurso de acreedores, encuentre «algún tipo de solución» que le permita salir adelante.

«Abengoa es una empresa importante, con una presencia fuera de España. Me gusta pensar en positivo. Esperamos que se pueda encontrar algún tipo de solución que permita que la empresa siga adelante», ha indicado durante su intervención en el ‘Foro Cinco días’.

La CNMV ha decidido a primera hora de la mañana suspender cautelarmente, con efectos inmediatos, la cotización de los títulos de Abengoa, que regresarán al parqué a las 11.00 horas.

El organismo supervisor ha adoptado esta decisión antes de la apertura del mercado tras conocerse que Gestamp, a través de su filial Gonvarri, ha roto el acuerdo para adquirir el 28% de su capital, con una inyección de 350 millones de euros, así como la intención de la compañía de presentar preconcurso de acreedores.

La entrada de Gestamp en la compañía sevillana, que se iba a ejecutar a través de una ampliación de capital, situaba al grupo de componentes de automoción en el principal accionista de la compañía, por delante de la familia Benjumea.

Rodríguez ha recordado que la suspensión de la cotización de una compañía en Bolsa siempre tiene «una doble cara»: por una parte resta liquidez al valor, pero por otra permite a los inversores que quieran invertir en él tener toda la información necesaria sobre su estado. «Nos parecía oportuno como medida excepcional suspender el valor por dos horas», ha añadido.

La presidenta de la CNMV, que considera que es «una pena que empresas españolas tengan que pasar por estos tragos», ha indicado que la petición de preconcurso se produce después de la retirada de Gestamp tras no conseguir el apoyo de la banca acreedora, una condición que entendía como necesaria.

A su juicio, la solicitud de preconcurso es «una garantía para Abengoa», ya que le permite seguir haciendo operaciones «sin que ningún acreedor pueda solicitar el concurso por su cuenta». «Abengoa puede seguir haciendo negociaciones diferentes a las que ha hecho con este grupo industrial», ha precisado.

El preconcurso de acreedores es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por la que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

Con este procedimiento, la compañía sevillana tratara de sortear el que sería el mayor concurso de la historia de España, por detrás del de Martinsa Fadesa, que a cierre de 2014 presentaba un ‘agujero patrimonial’ de 4.603 millones de euros.

Abengoa, por su parte, cifra en 8.903 millones de euros su deuda total bruta consolidada, cuyo coste medio es del 7%. De esta cifra, la mayor partida es deuda corporativa, por un importe de 5.828 millones a un coste medio del 7,6%. El importe recoge también 2.057 millones de deuda sin recurso en proceso con un coste del 6% y otros 1.018 millones de deuda sin recurso con un coste del 6,6%.

Las acciones de Abengoa cerraron ayer a un precio de 0,91 euros, con un descenso del 0,76%. En lo que va de año, los títulos de Abengoa han caído un 50%.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído