Seguros de vida y consejos para contratarlos

Seguros de vida y consejos para contratarlos
Puntoseguro ITMK

La circunstancia personal y económica es la que depende de si hay necesidad para contratar un seguro de vida o no. El patrón a tener en cuenta es: ¿tiene hijos pequeños y es el responsable de su bienestar?, ¿sus padres son mayores o tienen algún discapacitado en la familia?, ¿su jubilación o pensión es muy baja para mantener el nivel de vida de los suyos si no estuviera? ¿Está pagando un préstamo hipotecario en estos momentos? Si ha contestado que sí a una de estas preguntas puede pensar en contratar un seguro de vida para su tranquilidad y la de los tuyos.

En ese caso podemos encontrar varios comparadores online que nos ayudarán a decidirnos por la compañía a contratar estos seguros de vida, que nos ayudarán a comparar precios y coberturas.

No obstante a la hora de contratar un seguro de vida recomendamos:

Decir la verdad en la declaración de salud. En caso de fallecimiento la declaración de salud es fundamental y si se oculta una enfermedad en la misma la compañía no pagará el capital asegurado.

Entender que cualquier tipo de accidente y enfermedad que acontezca con posterioridad a la entrada en vigor del seguro estará cubierta.

Optar por un seguro de vida de capital constante, es decir, en el que el capital asegurado se mantiene estable cada año, para el caso de la finalidad del seguro sea proteger a nuestros seres queridos.

Si tenemos una hipoteca, optar por un seguro de vida de capital decreciente, de forma que a la renovación se asegure únicamente el capital que falte por amortizar, lo que nos permitirá pagar algo menos por la renovación que si lo hiciéramos constante.

Para evitar sustos, recordar que el precio de los seguros de vida riesgo aumentan una media de un 10% por cada año de vida del asegurado. Si el aumento es superior consulte con su mediador para encontrar mejores opciones.

Confíe en compañías aseguradoras multinacionales de reconocida solvencia y en un mediador especializado para solucionar cualquier controversia que pudiera surgir con la aseguradora.

Consulte si existen coberturas diferenciales en póliza como pueden ser el servicio de testamento, el anticipo de capitales en caso de enfermedad grave, trámites de gestoría en caso de producirse el siniestro… Todo suma.

Recordar que la finalidad del seguro de vida es proteger a nuestros seres queridos cuando son dependientes económicamente de nosotros, por lo que superado ese momento lo mejor será darlo de baja, ya que las primas aumentan considerablemente en edades avanzadas (de 65 años en adelante) que lo hacen prohibitivo en tales supuestos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído