Así consta en su programa económico que presentó Fátima Báñez

El PP permitirá que las pymes que aumenten de tamaño usen temporalmente las reglas de las pequeñas empresas

El PP permitirá que las pymes que aumenten de tamaño usen temporalmente las reglas de las pequeñas empresas
Pymes. EP

El PP quiere dedicar la próxima legislatura a incrementar el tamaño de las pymes españolas para facilitar su internacionalización y su acceso a la financiación, y para ello se compromete a permitir que las pequeñas y medianas empresas que aumenten de tamaño puedan seguir cumpliendo, durante un tiempo, las reglas pensadas para empresas más pequeñas.

Así consta en su programa económico que, bajo el título ‘Consolidar la economía para crear empleo y bienestar’, han presentado este miércoles la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y la vicesecretaria general de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, y que recoge Europa Press.

El objetivo es conseguir que las pymes españolas adquieran la «dimensión óptima» para desarrollar su productividad e internacionalizarse, y para ello el PP se compromete a revisar el tratamiento de los llamados ‘escalones regulatorios’, es decir, el cambio de obligaciones normativas que afrontan las empresas cuando superan determinado tamaño.

De este modo, las empresas que excedan de esos umbrales puedan seguir aplicando «temporalmente» el régimen que les resulte «más beneficioso» para que la transición sea «gradual». Asimismo, se elevarán los umbrales (de número de trabajadores, de cifra de negocio, etc.) que limitan los regímenes normativos.

FACILITAR LA TRANSMISIÓN DE EMPRESAS

En este sentido, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya indicó esta semana que se reformará el Impuesto de Sociedades para facilitar el proceso de aumento de tamaño de las empresas españolas, aunque no precisó cómo se hará.

También se mejorarán las líneas que tanto la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) como la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES) tienen para impulsar el tamaño de las empresas; y se facilitará la transmisión de empresas para dar más posibilidades de supervivencia cuando falta de relevo generacional.

Continuar avanzando en la unidad de mercado mediante una mayor cooperación entre administraciones –el PP propone incluso crear una Secretaría General de Unidad de Mercado–, facilitar la participación de las pymes en la contratación pública y seguir luchando contra la morosidad de las administraciones y en la subcontratación son otros compromisos electorales recogidos en el programa.

FACILITAR LA FINANCIACIÓN

Para facilitar la financiación de las empresas, un eventual Gobierno del PP seguirá potenciando mecanismos no bancarios como el ‘crowdfunding’, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) o el Mercado de Renta Fija (MARF), así como el capital riesgo y los fondos de garantías para proyectos de I+D+i de pymes en fase de expansión.

Igualmente, impulsará «ficheros positivos de solvencia» para fomentar la competencia, la transparencia y el abaratamiento de la financiación de los empresarios y emprendedores. Y también se autorizará a instituciones microfinancieras sin ánimo de lucro y con finalidad social para promover el emprendimiento y la generación de empleo.

Para mejorar la transparencia a los usuarios de servicios bancarios, se promoverán criterios «más homogéneos y comparables» que deberá cumplir la información y se obligará a facilitar por medios electrónicos información sobre situaciones que puedan generar costes adicionales no previstos, como por ejemplo los descubiertos.

También se incrementará el control de las cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios para «asegurar que los clientes conozcan con precisión las obligaciones que asumen», y se mantendrán las medidas aprobadas estos años para proteger a los deudores hipotecarios vulnerables, aunque no se proponen nuevas reformas en esta materia.

Por otra parte, el PP quiere facilitar el uso de medios de pago electrónicos para cuantías pequeñas, por ejemplo a través del móvil; promover la educación financiera en colegios y universidades, y unificar el servicio de reclamaciones financieras, actualmente repartido entre la CNMV y el Banco de España. En este sentido, también se equiparará la regulación de los Inspectores de Entidades de Crédito a la de otros funcionarios con funciones similares.

INTERNACIONALIZACIÓN EMPRESARIAL

Junto con el aumento de tamaño de las pymes y su acceso a la financiación, el tercer gran objetivo que se marcan los ‘populares’ de cara a la próxima legislatura es continuar facilitando la internacionalización de las empresas españolas, asunto al que dedican todo un capítulo de su programa.

Para ello proponen, entre otras cosas, promover una mayor participación del sector público en el capital de las empresas que salen al exterior para «reforzar sus recursos propios» y garantizar «pleno apoyo institucional» en sus actividades.

También profundizarán los programas del ICEX a las diferentes etapas del proceso y se impulsarán líneas específicas en otras empresas como el ICO, CESCE o COFIDES. Igualmente, el Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM) se orientará preferentemente a proyectos vinculados a la lucha contra el cambio climático.

El capítulo se cierra con propuestas como aumentar la formación especializada en internacionalización, reforzar la red exterior de Oficinas Económicas y Comerciales y continuar integrando en ella las de otras administraciones públicas, mejorar la coordinación con las comunidades e impulsar la firma de acuerdos para evitar la doble imposición, acuerdos comerciales de la UE con terceros países –priorizando el TTIP con Estados Unidos– y acuerdos para proteger internacionalmente las inversiones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído