Industria limita el acceso de las comercializadoras de luz a datos del usuario para proteger su privacidad

MADRID, 4 (EUROPA RPESS)

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado un real decreto con distintas disposiciones del sector eléctrico en el que, entre otras cosas, limita el acceso de las comercializadoras de luz de la competencia a los datos con la curva de consumo de los usuarios.

Esta limitación se adopta para proteger la privacidad de los consumidores y afecta al sistema de intercambio de información entre comercializadoras de electricidad creado para promover la movilidad de los consumidores entre las distintas empresas, conocida como SIPS.

Conforme a la nueva norma, el distribuidor de electricidad, que es el encargado de realizar las lecturas, solo podrá ofrecer información sobre la curva de carga horaria de los consumidores «al comercializador que suministre en cada momento a dicho suministro».

Para que la información se entregue a una comercializadora distinta a la titular o al resto de las empresas comercializadoras, será necesario que el consumidor «haya dado su acuerdo expreso», indica la norma publicada este viernes en el BOE.

Industria asegura que esta medida permitirá «asegurar la confidencialidad de los datos de los consumidores» y, con ello, cumplirá con las directivas comunitarias en las que, entre otras cosas, se obliga a los Estados a proteger la privacidad de los clientes finales.

Como viene ocurriendo hasta ahora, las distribuidoras eléctricas sí deben permitir el acceso a la base de datos del punto de suministro a cualquier comercializador, para lo que no podrán poner ningún tipo de condición. La restricción atañe únicamente a la información acerca de lo que consume el cliente hora a hora.

El decreto 1074/2015 publicado este viernes, también conocido como ‘decreto escoba’ por recoger distintas disposiciones pendientes del sector, también recoge la petición de garantías financieras adicionales para el desarrollo de proyectos de generación a partir de fuentes renovables.

Industria indica que realiza la imposición de estas garantías después de haber recibido un «número muy significativo» de peticiones de instalación de proyectos de renovables.

Ante esta circunstancia, Industria considera que es necesario conocer «con una probabilidad elevada» la cantidad de proyectos que van a ejecutarse, y por este motivo obligará a los promotores a presentar unas «garantías económicas para asegurar la finalización de las instalaciones».

Gracias a estas nuevas obligaciones «podrá preverse con un nivel de certidumbre mayor la necesidad de nuevas redes y, en su caso, de servicios de respaldo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído