Fitch baja un escalón la nota de Isolux pero descarta problemas similares a los de Abengoa

Fitch ha bajado un escalón, desde ‘B+’ hasta ‘B’, la nota asignada al grupo de construcción y concesiones Isolux Corsán, según informó la agencia de calificación, que deja además abierta la puerta a nuevas rebajas al colocar a la compañía en vigilancia con perspectiva negativa.

La firma achaca su rebaja al apalancamiento del grupo y el riesgo que puede suponer la coyuntura de Brasil en su negocio, pero descarta que Isolux presente problemas similares a los de Abengoa, a pesar de que «las dos compañías comparten algunas características».

Fitch asegura que Isolux no presenta las tensiones de liquidez que han llevado a la firma de la familia Benjumea a solicitar el ‘preconcurso’ de acreedores. Asimismo, destaca que su actividad constructora depende en menor medida de sus proyectos concesionales, dado que las obras para terceros copan el 80% de su cartera.

La agencia destaca estas diferencias entre las dos empresas, a pesar del descenso que los bonos de Isolux registran desde que Abengoa se acogió a la Ley Concursal y de las características que las dos empresas «comparten» (son grupos de construcción y concesión, con una importante exposición al mercado Latinoamericano, alto apalancamiento y un estructura accionarial que impide liquidez).

Así, la firma de ‘ratings’ atribuye el descenso de su calificación a Isolux al alto apalancamiento que presenta el grupo presidido por Luis Delso ante la «presión» que presenta el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía por efecto de algunos de los negocios de la compañía en Latinoamérica.

En cuanto a la perspectiva negativa en la que ha colocado al grupo, Fitch la achaca a sus «dudas» sobre la capacidad de Isolux de mejorar el Ebitda y de completar la desinversión de la cartera de concesiones que tiene en venta, entre las que figura T-Solar y las concesiones de líneas de alta tensión con que cuenta en Brasil.

VENTAS DE ACTIVOS.

La agencia de calificación ha vinculado su vigilancia a Isolux a la consecución de este plan de ventas de activos, que considera puede verse afectado por la actual coyuntura económica que atraviesa el mercado brasileño.

De hecho, Brasil ya impactó en la cuenta de resultados de Isolux de cierre del tercer trimestre, al restar 34 millones de euros al Ebitda de la empresa por la suspensión de dos proyectos que tenía en el país latinoamericano.

La posibilidad de que Abengoa ponga en venta activos similares o que los activos de Isolux tengan en la deuda asociada cláusulas relacionadas con el cambio de control constituyen factores que, según Fitch, pueden obstaculizar también dichas ventas de activos.

No obstante, en su informe sobre Isolux, la firma de ‘rating’ pone en valor el hecho de que la compañía cada vez vincule menos su negocio constructor a sus propias concesiones, dado que al cierre del pasado mes de septiembre la cartera de obras para terceros copaba el 80% del total de proyectos del grupo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído