España intentará suavizar este lunes la reducción de capturas de merluza del Sur propuesta por Bruselas para 2016

Los Veintiocho se reúnen este lunes y este martes para negociar las posibilidades de pesca para la flota comunitaria en 2016 en el Atlántico y en el mar del Norte, un encuentro en el que España intentará rebajar las pretensiones de la Comisión Europea de reducir en un 60,5% las capturas para la merluza del Sur, una especie de especial importancia para la flota española.

El Ejecutivo comunitario defiende este recorte, junto con un aumento del 6% las posibilidades de pesca en el caso de la merluza del Norte, en su propuesta de Total Admisibles de Capturas (TAC) para 2016. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, acudirá con la intención de que la propuesta sobre merluza del Sur de Bruselas se «flexibilice» y se incremente la de la merluza del Norte,según han informado fuentes diplomáticas.

El objetivo de alcanzar el rendimiento máximo sostenible (RMS) ha provocado una posición «muy restrictiva» por parte de la Comisión Europea, según las mismas fuentes, que han explicado que la posición de la delegación en las conversaciones se basará en intentar llevar a los recursos al RMS «lo antes posible», pero teniendo en cuenta también la situación del sector.

Otra de las prioridades de España es conseguir minimizar la propuesta de la Comisión Europea para el rape y el gallo de aguas ibéricas, para los que Bruselas defiende reducciones del 19,2% y del 26,4%, respectivamente.

De la misma forma, la ministra negociará para conseguir una subida «un poco mayor» al 20% propuesto por el Ejecutivo comunitario para la cigala y un «ligero aumento» de la anchoa o boquerón, en ambos casos caladeros del Noroeste y Golfo de Cádiz.

Con respecto a los caladeros de rape y gallo del Norte, para los que la Comisión Europea ha propuesto un recorte del 11,9% en el primero y un mantenimiento del TAC de 2015 para el segundo, España considera que podrían incrementarse las posibilidades de pesca en ambos casos.

Por otro lado, aunque no existe una propuesta concreta para la bacaladilla, una especie «muy importante» para España, los informes científicos del Consejo Internacional del Mar (ICES) recomiendan una reducción del 40%. España perseguirá un menor recorte para este stock, según indicaron las fuentes.

En relación a otros recursos del Norte, como abadejos, rayas o merlán, para los que no se ha realizado análisis científico, Bruselas propone reducir las posibilidades de pesca un 20%, la posición de España es intentar que el recorte sea el mínimo posible.

A partir del 1 de enero de 2016 entrará en vigor la obligación de desembarque de todas las capturas en la pesca de demersales en aguas del Atlántico. Para compensar el esfuerzo de las embarcaciones, la Comisión Europea establecerá una cuota extra para las especies afectadas, como la merluza, una vez que se alcance un acuerdo sobre los TAC en el marco de las negociaciones del Consejo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído