Abengoa reduce su participación en Abengoa Yield al 43,19% tras la ejecución de bonos canjeables por acciones

Abengoa ha reducido su participación en Abengoa Yield al 43,19% tras la conversión por parte de los bonistas de obligaciones sobre acciones de la compañía, según comunicó la firma al supervisor estadounidense (SEC).

En concreto, se ha ejecutado el canje de 5,87 millones de títulos de Abengoa Yieldco, representativos del 5,87% de su capital, señala la compañía.

Este canje procede de la emisión de obligaciones senior no garantizadas por importe de 279 millones de dólares canjeables por acciones ordinarias de Abengoa Yield que realizó el grupo de ingeniería y energías renovables el pasado mes de febrero. Los bonos eran canjeables por un total de 7,202 millones de acciones de la filial.

Abengoa, que controla su participación en su filial a través de la sociedad ACI (Abengoa Concessions Investments) indica que pretende entregar otras 407.649 acciones adicionales a los titulares de bonos intercambiables.

Además, Abengoa suscribió en octubre un acuerdo con el fondo Talos Capital Limited, vehículo del fondo británico TCI Fund Management, para el préstamo de hasta 130 millones de dólares (unos 118 millones de euros).

Según el acuerdo, Abengoa comprometía como garantía un total de 14,22 millones de acciones de su filial Abengoa Yield, correspondiente aproximadamente al 14% del capital de la cotizada en Estados Unidos. Si en el periodo de dos años no procede a la devolución del préstamo, el fondo podrá ejecutar esa garantía sobre esas acciones.

ULTIMA REUNION, SIN ACUERDOS CONCRETOS.

Abengoa está negociando actualmente con la banca acreedora una inyección de liquidez que necesita de manera inmediata para cubrir sus necesidades financieras en este final de año y que le permita mantener su actividad durante el primer trimestre de 2016.

La última reunión concluyó a última hora de ayer sin acuerdos concretos y con el compromiso de la compañía de seguir intentando buscar alternativas para encontrar financiación por sus propios medios, indicaron a Europa Press en fuentes participantes en la reunión.

El grupo se comprometió la pasada semana con las entidades financieras a buscar fondos de inversión que estén dispuestos a inyectar esta liquidez.

Abengoa presentó en su primera reunión con la banca unas necesidades de liquidez por unos 450 millones de euros para llegar hasta marzo, un total de 100 millones de euros hasta finales de año y 350 millones de euros más para el primer trimestre del próximo ejercicio.

KPMG, la firma elegida como asesora en el proceso de reestructuración de la deuda de la empresa andaluz, está llevando a cabo una revisión integral del negocio global de Abengoa, que abarca desde sus necesidades de liquidez, hasta el mapa de la deuda y la viabilidad de sus proyectos.

Asimismo, este proceso, que ha involucrado a una treintena de profesionales de la firma de EE.UU, Reino Unido, España y Brasil, incluye el detalle de la situación de las filiales de la compañía y la evolución a futuro del grupo, así como las alternativas para la refinanciación de la deuda.

PRECONCURSO.

El pasado 25 de noviembre, Abengoa solicitó formalmente ante un juzgado de Sevilla el preconcurso de acreedores, con el que dispondrá de un plazo de cuatro meses para negociar una solución con sus acreedores.

Con el procedimiento de preconcurso, la compañía sevillana trata de sortear el que sería el mayor concurso de la historia de España, por delante del de Martinsa Fadesa.

Abengoa, por su parte, cifra en 8.903 millones de euros su deuda total bruta consolidada, cuyo coste medio es del 7%. De esta cifra, la mayor partida es deuda corporativa, por un importe de 5.828 millones a un coste medio del 7,6%. El pasivo total del grupo a cierre del tercer trimestre ascendía a más de 24.700 millones de euros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído