Eurocámara y Consejo alcanzan un acuerdo provisional sobre normas para la protección de secretos comerciales

Los negociadores del Parlamento Europeo y del Consejo de la UE han alcanzado este martes un acuerdo provisional para la puesta en marcha de nuevas normas para la protección de secretos comerciales e información confidencial de las compañías europeas, según han informado sendas instituciones.

En concreto, esta legislación podrá en marcha medidas contra la adquisición ilícita y la revelación de secretos comerciales y busca asegurar el funcionamiento eficaz del mercado interior, según ha explicado el Consejo en un comunicado. Además, estas nuevas normas obligarán a los Estados miembros a compensar a víctimas de uso indebido, así como a defender sus derechos en los tribunales, tal y como ha señalado la Eurocámara.

Así, los países de la UE tendrá que aprobar las medidas y procedimientos necesarios para asegurar la disponibilidad de una compensación civil por la adquisición ilegal y revelación de secretos comerciales, que además deberá ser justa, efectiva y disuasoria.

Sin embargo, no tendrán derecho a compensación si la revelación del secreto comercial se enmarca en el ejercicio de derecho a la libertad de expresión e información recogido en la Carta Europea de Derechos Fundamentales, cuando informen de casos de mala conducta, fraude o actividad ilegal, cuando protejan un interés legítimo o cuando el secreto sea descubierto por trabajadores a sus representantes para el ejercicio de las funciones de representación.

En la misma línea, aquellas personas que actúen «de buena fe» al descubrir secretos comerciales con el objetivo de proteger el interés público general se beneficiarán de una protección adecuada. Determinar si la revelación denuncia una actividad ilegal, por ejemplo, corresponderá a las autoridades judiciales nacionales competentes.

Además, la nueva regulación se asegurará de que el periodismo de investigación puede ser ejercido sin limitaciones, incluyendo la protección de las fuentes del periodista, asegurando la libertad de prensa y su pluralismo.

Por otro lado, el texto acordado establece que la nueva normativa no creará barreras injustificadas para la movilidad de trabajadores al aclarar que no limitarán el uso de la experiencia y las habilidades adquiridas en el desarrollo del puesto de trabajo. «Estas normas no impondrán restricciones adicionales a los empleados en sus contratos más allá de los recogidos en la legislación comunitaria y nacional», reza el documento.

Este acuerdo provisional debe ser sometido a votación por parte del Parlamento Europeo el año que viene tras ser efectuada una revisión legal del texto. Asimismo, debe ser aprobado por los Veintiocho a nivel de representantes permanentes ante la UE.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído