El dividendo de 0,75 euros por acción está asegurado para los próximos diez años

César Alierta: Telefónica se corona como el dividendo más atractivo de los gigantes europeos

César Alierta: Telefónica se corona como el dividendo más atractivo de los gigantes europeos
César Alierta (TELEFONICA). PD

El pasado 26 de febrero de 2016 el presidente de Telefónica, César Alierta, aseguró en un encuentro con los medios que el dividendo de 0,75 euros por acción está asegurado para los próximos diez años. Unas declaraciones que llegaron después de que en los últimos meses las dudas sobre la capacidad de la teleco para mantener su retribución se hayan multiplicado por el miedo a que la firma no sea capaz de completar la venta de la británica O2.

Desde los máximos del pasado año los títulos de la empresa han sufrido un retroceso del 28,5 %, lo que ha hecho que el dividendo que pagará la compañía con cargo a los resultados de 2016 sea el más atractivo entre todos los pagos del EuroStoxx 50. Algo que, según los datos de FactSet, no había pasado anteriormente. Con los precios actuales, los 0,75 euros que Telefónica abonará -que el pago sea completamente en efectivo está sujeto a la aprobación de la venta de O2- ofrecen una rentabilidad del 7,4%. Así, bate a la retribución de Vivendi, que da un 7,3% y a la de Engie, con un 7%.

En los últimos 15 años esta clasificación ha estado liderada principalmente por Enel. Aunque Intesa y Orange también lo han logrado. Santander ha sido puntualmente líder gracias a sus pagos en scrip. En 2017 y 2018 el dividendo de Intesa San Paolo será más atractivo, ya que, de acuerdo con las previsiones del consenso, sus pagos de 2017 rentan en los niveles actuales un 8,3% en 2017 y los de 2018, un 8,5.

Tanto la compañía como los analistas se muestran confiados en que la empresa logre cerrar la operación de O2 y estos últimos resaltan la importancia que tiene la misma para el valor. «Creemos que el mayor conductor del comportamiento de la acción en 2016 será la aprobación o el rechazo de la venta de O2», explican desde Citi. Así, desde el banco esperan que la operación «reduzca significativamente el endeudamiento. También debería aumentar la confianza en el compromiso del dividendo y la manera en la que el mercado verá el supuesto de inversión de Telefónica».

De la venta no solo depende que el pago de la teleco sea completamente en efectivo -según explican desde Barclays, si no solo 40 céntimos serían en cash y los 35 restantes serían mediante scrip dividend, como en 2015- también está en juego que la compañía logre su objetivo de situar su ratio deuda/ebitda en las 2,35 veces. «Si no se vende el negocio en Reino Unido, Telefónica ha señalado que generaría más Free Cash Flow y que el problema es el nivel absoluto de deuda, que es alto», aseguran desde Barclays.

Por su parte, el último informe de Bankinter señala que, en caso de que las negociaciones fracasasen, reducirían su valoración desde los 11,1 euros por título hasta el entorno de los 9 y recomendarían deshacerse de sus acciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído