Las bebidas espirituosas piden un marco fiscal estable tras contribuir al Estado con 1.300 millones

El sector de las bebidas espirituosas vuelve a solicitar un marco fiscal estable tras contribuir en 2015 al Erario Público con 1.300 millones de euros solo por imposición indirecta (IVA e Impuestos Especiales), después de que las ventas crecieran un 2% en España en 2015, hasta 190 millones de litros, rompiendo una década de cifras negativas.

En concreto, la recaudación por impuestos especiales ascendió a 774 millones de euros, representando un 72% del total de estos impuestos sobre alcohol, aunque sólo suponen el 27% del consumo total de bebidas con contenido alcohólico.

La industria ha informado en un comunicado que las subidas de los impuestos especiales durante los últimos años han tenido nulos efectos
recaudatorios para el Estado, sin embargo, sí han tenido graves consecuencias para las empresas del sector y su competitividad.

De esta forma, la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) aboga por la necesidad de abordar desde una óptica realista y objetiva los impuestos especiales que soportan las bebidas espirituosas y su capacidad real de recaudación, así como la necesidad de disponer de un marco fiscal estable.

FEBE recuerda que en la actualidad la recaudación se encuentra «bastante por debajo» de la de hace diez años, a pesar de que en ese tiempo los tipos de los espirituosos han subido cuatro veces, demostrando la ineficacia de la subida de impuestos.

RECUPERACION DE LA INDUSTRIA

«2015 ha sido el primer año desde hace casi una década en el que se
han incrementado los datos de comercialización y exportación de bebidas espirituosas», ha señalado la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante la presentación del
Informe Económico y Social del Sector de Bebidas Espirituosas 2015.

Desde el inicio de la crisis, el sector ha experimentado una caída superior al 40% y 2015 ha sido el primer año con resultado positivo. De acuerdo con el informe económico presentado en la asamblea, este sector genera un volumen de negocio de 7.585 millones de euros y cerca de 330.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Las exportaciones crecieron cerca de un 5% en 2015, superando los 40 millones de litros de alcohol puro, y un 80% de las mismas correspondieron a los aguardientes, incluido el brandy, de los que se enviaron al exterior 32,5 millones de litros de alcohol puro, principalmente a Filipinas, México y Estados Unidos.

Según el informe económico, del total de la producción nacional el 60% se destinó al consumo interno y el 40% restante a la exportación. Por categorías, el whisky representó el 26% del total de la comercialización, seguido por la ginebra (20%), el ron (17%), los licores (12%) y el brandy (11%).

El consumo de estas bebidas se sigue realizando mayoritariamente en la hostelería y restauración, que cuenta con el 60% del consumo total, mientras que a lo largo del pasado año se percibieron crecimientos del
consumo del 4% en el canal de hostelería y del 1,7% en alimentación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído