Escrivá (AIReF) dice que al Gobierno «le cuesta ser supervisado» por una nueva instancia independiente

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha señalado este miércoles que al Gobierno «le cuesta ser supervisado» por una nueva instancia independiente estando acostumbrado a ostentar esa labor de supervisión sobre otras administraciones.

En comparecencia en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, Escrivá ha señalado que el Ejecutivo «tiene arraigado en su ADN controlar a los demás», y que es normal que a «alguien que lleva décadas controlando al resto de administraciones y a los ciudadanos le cuesta verse supervisado».

«Creo que es un problema que requiere de un proceso de aprendizaje. Llevamos año y medio de funcionamiento, yo me he podido ver al principio sorprendido de algunas cosas, pero intento racionalizarlo todo, y lo achaco a un proceso de aprendizaje», ha señalado, quitando hierro a lo que ha tildado de «fricciones» entre la AIReF y el Gobierno.

No obstante, Escrivá ha señalado que «las fricciones entre supervisor y supervisado tienen que ocurrir», ya que «si no es así es que algo no funciona».

DEJAR CLAROS LOS ROLES A TRAVES DE UN PROTOCOLO.

Para evitar que el supervisado cuente con «palancas» sobre el supervisado y rinda cuentas con transparencia, Escrivá ha señalado que es preciso establecer un memorando o protocolo de entendimiento entre las partas. Este serviría para «aclarar determinados conceptos relacionados con el alcance de la colaboración y remisión de información».

La Autoridad ya ha remitido a Hacienda un borrador de protocolo y está pendiente de contestación. Además, en noviembre anunció un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional contra una orden ministerial que, a su juicio, «vulnera» la normativa al impedir que la AIReF pueda dirigirse directamente a cualquier administración pública para solicitar información, exigiendo el paso previo por la Central de Información, controlada por Hacienda.

ADEMAS, HACE FALTA AUTORREGULACION Y MAYOR DOTACION.

Por otro lado, Escrivá ha reclamado blindar la independencia de la AIReF desde una «capacidad plena de autorregulación», y ha celebrado que esto se esté poco a poco consiguiendo.

Sin embargo, ha reclamado también una financiación constante del organismo a lo largo de los mandatos y no año a año. Más concretamente, ha llamado a discutir al final de cada mandato los recursos necesarios para el siguiente y proceder a bloquearlos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído