Maddrid responde a Montoro que su «línea roja» para retener el gasto que pide es no tocar los servicios públicos

La consejera de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, ha afirmado que su «línea roja» para cumplir con la retención de gasto reclamada por el Ministerio de Hacienda es no tocar partidas que afecten a la prestación de unos «servicios públicos de calidad».

Estas declaraciones han tenido lugar después de que el Ministerio de Cristóbal Montoro haya enviado una carta a la Comunidad de Madrid en la que le da un plazo de quince días para aprobar un acuerdo de no disponibilidad de créditos y efectuar las retenciones necesarias para garantizar el cumplimiento de su objetivo de estabilidad presupuestaria en 2016, fijado en el 0,3 por ciento del PIB para las comunidades autónomas.

Ante esta misiva, Hidalgo ha afirmado que la Comunidad «está comprometida con el cumplimiento del objetivo de déficit», cosa que hay que hacer «garantizando unos servicios públicos de calidad».

«Atendiendo a las palabras de Cristóbal Montoro, en la carta que nos han remitido dice que no va a implicar recortes y yo me ciño a que será una línea muy importante de actuación porque los servicios que prestamos las comunidades son muy importantes para los ciudadanos», ha señalado Hidalgo, que ha mostrado el «compromiso» de la Comunidad con el objetivo de estabilidad, pero «con la línea roja de que los madrileños merecen unos servicios públicos de calidad».

Así, ha afirmado que van a estudiar la carta del Ministerio y ver en qué se concreta esa cuantía que tienen que poner como no disponible. Harán aquello, «y esa es la línea roja, que sea compatible con unos servicios públicos de calidad», ha apuntado.

En cuanto al presupuesto de 2016, ha asegurado que se ha hecho «en base de unos parámetros serios, objetivos, donde se respeta ese objetivo y su cumplimiento va a llevar a que los madrileños puedan disfrutar» de servicios públicos que les faciliten la vida.

«POCO MARGEN» PARA NO TOCAR SERVICIOS PUBLICOS

Preguntada por si se podrán retener fondos sin tocar las partidas de los servicios públicos esenciales, Hidalgo ha relatado que en Madrid «nueve de cada diez euros del presupuesto están destinados a políticas sociales», todo «partidas muy ligadas a la prestación de servicios» y a capítulo uno» (pago al personal de la Comunidad)

«Hay poco margen porque desde 2011 hasta ahora el presupuesto se ha reducido en casi mil millones», ha explicado la consejera, quien ha insistido en que trabajarán para cumplir el objetivo déficit pero con partidas «que no afecten a la calidad de los servicios».

En este sentido, ha afirmado que una de las cuestiones que les ha llevado a incumplir el déficit en 2015 (fijado en el 0,7 por ciento para las autonomías) ha sido el pago de los medicamentos para la hepatitis C, que sí han contabilizado como déficit. En concreto han sido 205 millones, que han supuesto una décima del déficit del 1,36 por ciento con el que la región ha cerrado el ejercicio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído