Las marcas nupciales españolas deberán proyectarse a Latinoamérica y EE.UU para crecer

Las firmas de moda nupcial españolas deberán superar las plazas tradicionales europeas y apostar por mercados con mayor potencial de crecimiento, como Latinoamérica (Brasil, México –con tasa de crecimiento del 3,6%–, Argentina, Perú y Colombia), seguido de Estados Unidos (+2,6%), y finalmente Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos Arabes.

«No es que las marcas españolas deban deslocalizar. Deben mantener sus fábricas en España, pero deben dirigirse a compradores de todo el mundo», ha destacado este lunes en rueda de prensa el profesor del Iese José Luis Nueno, que ha introducido el estudio ‘Millennials Brides, nacer en los 80, casarse hoy’ en el marco de la presentación de la Barcelona Bridal Fashion Week.

Actualmente, las marcas españolas se concentran sobre todo en Europa (77%), seguido de los países de la región Asia-Pacífico, con el 10%; Estados Unidos ostenta un 5%, Latinoamérica un 7% y Oriente Medio un 1%, unos porcentajes que deberían cambiar para seguir creciendo.

Y es que el año pasado, por cada persona en edad de casarse en el hemisferio norte del mundo, había ocho en edad de contrarer matrimonio en el sur, y esta proporción se sitúa en nueve en el periodo comprendido entre 2016 y 2030.

En el caso de España, la demografía jugará en contra y hará que descienda el número de enlaces, si bien el gasto que se destinará al vestido de novia será en 2020 de 1.729 euros, superando incluso los niveles precrisis que se daban en 2006, y es que las novias prefieren renunciar a bodas multitudinarias y a otros lujos de la celebración y lucir un vestido que les haga sentir protagonistas de su día.

En el proceso de internacionalización, las principales firmas españolas optan por conquistar nuevos mercados con tiendas multimarca, mientras que para las tiendas propias eligen el formato ‘flagship’, con lo que el resultado es que el 95% de la distribución corresponde a tiendas multimarca y el 63% del total de tiendas propias se ubican en España.

1.246 MILLONES DE VENTAS

España es uno de los líderes indiscutibles de la moda nupcial con una facturación de 1.246 millones de euros, una exportación por valor de 504 millones y una producción de 755.000 vestidos anuales –Catalunya representa el 41,6% de la producción–, lo que le convierte en el primer productor europeo y segundo país exportador mundial del sector, por detrás de China.

Así, el país se recuperó de la crisis en el sector nupcial en 2014, cuando recuperó los niveles de 2010 y el desembolso para la celebración de la ceremonia se situó en los 16.500 euros, un 31% más que el año anterior.

ADAPTARSE A LOS ‘MILLENNIALS’

Además de seguir apostando por la internacionalización, otro reto de la moda nupcial española es adaptarse a los ‘millennials’ –los nacidos entre 1980 y el año 2000–, ya que en 2015 el 70% de los enlaces que se produjeron fue entre personas de este segmento de edad y son el grupo de potenciales casaderos más importante entre 2016 y 2030.

Los ‘millennials’ se caracterizan por el uso ingente de las grandes tecnologías y por tener el ‘smartphone’ como una extremidad más de su cuerpo: las novias consultan las nuevas colecciones a través del móvil y en redes sociales, hacen una primera selección y luego acuden a la tienda física con una idea clara del vestido que quieren.

Estos novios suelen retrasar la edad para su enlace y ello les hace contar con mayor poder adquisitivo para costear su boda, de la que quieren controlar todos sus detalles y sorprender a los invitados con detalles originales.

BARCELONA: DESTINO NUPCIAL

La capital catalana es líder en turismo, pero cada vez se va consolidando más como un destino donde celebrar la ceremonia nupcial, y es que en 2016 se prevé que el turismo del sector de novias genere en Barcelona 53,6 millones de euros.

Solo para el día de la boda, el gasto medio por invitado supera los 500 euros, y el impacto económico de un enlace con alrededor de un centenar de invitados se sitúa en uno 120.000 euros, ya que el perfil de este tipo de cliente es extranjero –principalmente inglés– y con un gran poder adquisitivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído