UGT se concentra para denunciar el bloqueo de la patronal de contact center a la negociación del convenio

Los delegados de la Federación de Servicios de UGT (FeS-UGT) en el sector de contact center se han concentrado este lunes en Madrid, Valencia, Barcelona y Sevilla para protestar por la situación de bloqueo que está llevando a cabo la patronal en la negociación del convenio colectivo.

Según ha informado la formación sindical a Europa Press, alrededor de 300 delegados de UGT se han movilizado ante empresas (Unísono y Teleperformance), clientes de las empresas (Movistar) y administraciones públicas (Parlamento de Sevilla) en las cuatro ciudades.

A las concentraciones de delegados, que buscan además sensibilizar a la población sobre su situación, se han sumado trabajadores del sector que están «hartos» de la actitud de bloqueo de la patronal en un sector que pretenden precarizar aún más, según la formación sindical.

Desde UGT esperan que la patronal «tome nota» y modifique su actitud de bloqueo, que dura ya 16 meses, y se siente a negociar un convenio colectivo justo para los casi 70.000 trabajadores que conforman el sector en España.

El responsable de Telemarketing, Sector Estatal de Seguros y Oficinas en FeS-UGT, Carlos Prieto, ha explicado que la empresa canceló de forma unilateral y sin dar explicaciones la reunión prevista para el pasado 5 de abril, lo que, junto con el largo periodo de bloqueo de las negociaciones, fue el pistoletazo de salida para estas movilizaciones.

FeS-UGT ha remarcado que su intención de mantener las movilizaciones en el tiempo e incrementar paulatinamente su rotundidad, haciendo también partícipes a las empresas clientes, para que conozcan el conflicto y se enteren a diario de las prácticas de estas empresas en muchos aspectos de sus servicios que desconocen.

En este sentido, Prieto ha añadido que si en la reunión convocada para el próximo 20 de abril la patronal no se pone en serio y sigue haciendo lo mismo que en los últimos meses, «que es nada», el sindicato «acelerará» el paso de sus protestas.

«En UGT lo decimos alto y claro durante los últimos meses en la Mesa Negociadora y lo seguiremos diciendo hasta que se consiga desbloquear esta situación. Con salarios que no llegan a 900 euros al mes, no podemos aceptar que para que las empresas sigan manteniendo su volumen de negocio y beneficios, sigamos perdiendo derechos», agrega.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído