(Amp.) Montoro se convierte en el sexto ministro que ‘planta’ al Congreso

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, se ha convertido este miércoles en el sexto miembro del Gobierno que ha ‘plantado’ al Congreso de los Diputados, donde estaba citado a comparecer para dar cuenta de las actuaciones desarrolladas a partir de la publicación de los papeles de Panamá y sobre la vinculación de quienes aparecen en estos documentos con la ‘amnistía fiscal’ de 2012.

El ministro había avisado ya el pasado viernes de que no asistiría a la Comisión de Hacienda, que preside el socialista Antonio Pradas, alegando que un gobierno en funciones no puede ser controlado políticamente por una Cámara que no le ha ofrecido su confianza.

En estas circunstancias, el portavoz del PSOE, Julián López, ha dicho que es «alarmante» que Montoro diga que los papeles de Panamá son «una circunstancia que no tiene nada que ver con la acción del Gobierno» porque «podría concluirse que no está haciendo nada» ante este escándalo.

«Sabemos más de lo que ha hecho el Gobierno francés que de lo que ha hecho el Gobierno español», ha ironizado, recordando que también hacen falta explicaciones sobre la relación de este tema con la ‘amnistía fiscal’ de 2012.

OSCURANTISMO Y FALTA DE RESPETO

Por parte de Podemos, Auxiliadora Honorato ha recordado que la «rendición de cuentas» y la «máxima transparencia» constituyen la «piedra angular de cualquier estado democrático», especialmente en asuntos que, como el del fraude fiscal, generan «gran alarma social» y sobre el que los ciudadanos «merecen una explicación» del ministro. «Prefieren mantenerse en el oscurantismo, aunque eso no hace ningún bien a la democracia», ha criticado.

El portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre, ve de una «gravedad insólita» que el Gobierno diga con esta incomparecencia que «no hace nada y se limita al despacho ordinario» frente a estos «muy graves casos de fraude y blanqueo de capitales», y ha recordado que al Ejecutivo «se le paga el sueldo por trabajar», exigiendo así que el propio presidente Mariano Rajoy dé explicaciones sobre estos temas.

Ester Capella, de ERC, cree que el ‘plante’ de Montoro muestra un «nulo respeto» a las instituciones democráticas y contradice la exigencia a los ciudadanos de que cumplan sus obligaciones tributarias. «Es evidente que existe un interés, no sólo particular por los que aparecen en los papeles de Panamá, sino de carácter general por recibir explicaciones», ha dicho, preguntándose qué hay detrás de la «manifiesta voluntad de ocultarse» del Ejecutivo.

Por Democracia y Libertad (DL), Ferrán Bel ha lamentado que Montoro no haya acudido al Parlamento, recordando que la actual situación no tiene «nada que ver» con lo que pasó en Cataluña, donde «nunca» se solicitó la comparecencia de consellers estando en funciones. Además, ha señalado que este asunto pervivirá en el tiempo por lo que se volverán a solicitar explicaciones al futuro gobierno.

Sin embargo, el ‘popular’ José Enrique Fernández Moya ha leído el informe del Congreso donde se avala que no se puede controlar a un gobierno en funciones porque la «relación de confianza» entre ambos está «rota», y ha acusado a socialistas y ‘ciudadanos’ de «cinismo y demagogia» cuando critican una interpretación legal que aceptaron sin problemas en el Parlamento de Andalucía.

El diputado de UPN Iñigo Alli ha coincidido con esta interpretación de la norma, aunque considera que ésta era una «magnífica oportunidad política» para que el Gobierno rindiera cuentas sobre el fraude fiscal, contra el que todos los partidos deberían unirse en un pacto de Estado.

TAMPOCO ASISTE BURGOS

También ha habido críticas contra el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, que no se ha presentado a la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo, donde estaba citado para dar cuenta de los informes sobre el estado del Fondo de Reserva –la llamada ‘hucha de las pensiones’– y sobre el grado de cumplimiento de las recomendaciones del Pacto de Toledo.

El socialista Francisco Hernández Spínola interpreta el ‘plantón’ del secretario de Estado como un «desprecio» a la Cámara además de un «incumplimiento del mandato constitucional». Además, ha subrayado la urgencia de tomar medidas para «garantizar la sostenibilidad» del sistema de pensiones ante los «peores resultados de la historia de la Seguridad Social» que deja el Gobierno del PP.

La diputada de En Comù Podem Aina Vidal ve una «vergüenza» la negativa «difícil de comprender» de Burgos cuando «los datos chillan urgencia» y es «obligación» de la Comisión «empezar a trabajar». «Y es especialmente grave porque acordamos retirar la petición de comparecencia de la ministra por cordialidad parlamentaria, para eliminar la bronca y en pro del debate que debería ocuparnos», ha añadido.

Sergio del Campo, de Ciudadanos, ha calificado de «deplorable» la actitud del Gobierno con sus «incomparecencias» y «bloqueos», y ha recordado que los secretarios de Estado no son miembros del gobierno por lo que no están en funciones. Por eso, la ausencia de Burgos a una comparecencia «que no era de control sino informativa» constituye una «falta de respeto a los españoles».

PODRIA POSTERGARSE HASTA SEPTIEMBRE

Por Democracia y Libertad, Carles Campuzano ha criticado la decisión de Burgos de no explicar estos informes en la Cámara pese a la «alarma» por la situación del Fondo de Reserva que existe en la sociedad, sobre todo dado que previsiblemente la actividad parlamentaria no se reanudará hasta después del verano por la nueva convocatoria de elecciones.

Ignasi Candela, de Compromís, ha mostrado su «preocupación e indignación» por la no comparecencia del secretario de Estado para explicar la gestión «errónea» de la Seguridad Social por el PP, y ha criticado que el PP utilice «una nueva versión del ‘y tú más'» para justificar la ausencia, «como si un precedente malo justificase una decisión mala».

La portavoz ‘popular’ en el Pacto de Toledo, Carolina España, ha reiterado que «no hay precedentes ni jurídicos ni parlamentarios» de un Parlamento que controle políticamente a un gobierno en funciones, y ha recordado que tanto PSOE como Ciudadanos apoyaron en Andalucía un informe jurídico que seguía este mismo criterio. Además, ha recordado que Burgos ha comparecido «hasta la saciedad» y que la Comisión ya tiene la información solicitada porque ha recibido los informes pertinentes.

«VERGüENZA Y RABIA»

Similares consideraciones han esgrimido formaciones como Ciudadanos, Democracia y Libertad o Compromís ante la ausencia de la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, en la Comisión parlamentaria de Presupuestos, donde debía informar sobre el grado de ejecución de las cuentas de 2015 y las previsiones para este año, tal y como está obligada a hacer cada cuatrimestre según la normativa.

En este sentido, el socialista José Javier Lasarte ha culpado al Gobierno de impedir la comparecencia de un alto cargo que ni siquiera está en funciones, y ha reconocido sentir «vergüenza y rabia» por un ejecutivo que no acude a trabajar, algo similar a lo que han señalado los diputados de Podemos, Segundo González, o Ciudadanos, Vicente Ten, quejándose de tener que hablar de nuevo a una silla vacía.

Por último, el ‘popular’ Jaime Olano ha reiterado la «imposibilidad legal» para celebrar esta comparecencia y ha recordado que el Gobierno sí está compareciendo cuando se trata de «decisiones políticas» y no de asuntos de «mero trámite» como el incluido en el orden del día de esta sesión.

«Ninguna credibilidad tienen los que ante una misma cosa dicen una cosa y hacen la contraria. Pero pedirles coherencia es un ejercicio inútil», ha reprochado a la oposición, a la que ha calificado de «farisea».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído