El programa Origins de Kellogg impulsa el cultivo sostenible del arroz en España y mejora su rendimiento

ecultivo sostenible del arroz en España, gracias al programa Origins, que ha permitido que los campos de arroz que participan en el Delta del Ebro mejoren su rendimiento un 19% en 2015, respecto a la media de la región, según ha informado la empresa en un comunicado.

La multinacional lleva décadas utilizando el arroz producido en España como materia prima para la elaboración de cereales de desayuno, entre otros Choco Krispies y Special K, que se elaboran en la planta de Valls (Tarragona), desde donde se exportan a más de 20 países.

El programa Origins tiene como objetivo optimizar los recursos, mejorar la rentabilidad y reducir el impacto medioambiental de los cultivos de arroz, ayudando a los agricultores a utilizar las mejores prácticas agrarias en sus arrozales, compaginando sus intereses con los de su entorno.

Kellogg ha explicado que el desafío para los agricultores de la región del Delta del Ebro es que la productividad por hectárea puede ser a veces hasta un 30% inferior a la de otras regiones de cultivo de arroz más soleadas del país. La salinidad de los suelos, enfermedades de las plantas y plagas invasoras se postulan como serias amenazas.

Origins permite la identificación y puesta en marcha, con la colaboración con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña, de las 10 mejores prácticas en el cultivo del arroz.

De esta forma, los campos de arroz del Delta del Ebro que han participado en este programa han experimentado en la cosecha de 2015, en su tercer año de aplicación, un incremento del rendimiento medio de un 19% con respecto al rendimiento medio de la zona.

Este ha sido también el primer año de incorporación al programa de la zona arrocera de Valencia y las parcelas participantes ya han notado un incremento del rendimiento medio de un 9%.

Kellogg ha recordado que para la multinacional una «agricultura sostenible a largo plazo es imprescindible para la continuidad del negocio».

En 2015, han tomado parte de este programa 54 agricultores entre el Delta del Ebro y Valencia, con una superficie de cultivo que supera las 4.000 hectáreas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído