OHL México publicará sus resultados con la información adicional solicitada por la CNMV del país

OHL México publica en este jueves sus cuentas del ejercicio 2015, que mantienen el criterio contable mantenido hasta ahora, sin tener que reformularse, si bien incluirán una información adicional, ‘pro forma’ y no auditada, para cumplir con lo requerido con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el supervisor del mercado mexicano.

Este organismo, en la resolución sobre la investigación realizada a la compañía emitida recientemente, eximió a la filial de OHL de tener que cambiar la forma de contabilizar las autopistas que explota en el país bajo contratos de concesión con rentabilidad garantizada.

Así, permitió a OHL México mantener el sistema de contabilidad de estas vías (que registra como activo financiero), si bien le pidió aportar una nota informativa sobre cómo se registrarían según el criterio del supervisor (como activo intangible).

De esta forma, OHL México presentará a última de mañana (a primera hora del viernes según la hora española) sus cuentas de 2015 incluyendo dicha nota ‘pro forma’.

En este sentido, fuentes del grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir explicaron que la nota informativa incluirá datos «únicamente ‘pro forma’ y a efectos de cumplir con lo requerido por el supervisor mexicano, pero no avalado por el auditor de la empresa (Deloitte) y el resto de las ‘big four’ de la auditoría».

Asimismo, apuntaron que las diferencias de criterio entre los dos sistemas de contabilidad «no afectan al estado de los flujos de efectivo» que, según afirman, «es el más importante para los inversores y los analistas a efectos de valoración».

YA OFRECIA INFORMACION SEPARADA.

Además, dichas fuentes de OHL recuerdan que los números ‘pro forma’ no constituirán una novedad. «OHL México ya ha venido ofreciendo desde siempre suficiente información en sus publicaciones al mercado de forma transparente para que se pueda separar el efecto de la rentabilidad garantizada de las autopistas», recalcan.

Los contratos de concesión de rentabilidad garantizada son aquellos en los que el concesionario no asume el riesgo del tráfico que registre la infraestructura, sino que tiene garantizado el retorno de la inversión y una determinada rentabilidad por parte de la administración adjudicataria.

OHL México tiene bajo este modelo de contratación seis de las siete autopistas que componen su cartera en el país, dos de ellas actualmente en construcción.

La CNBV mexicana abrió una investigación sobre OHL México en mayo de 2015, a partir de unas informaciones aparecidas entonces en el país sobre presuntas irregularidades, que se extendió hasta que hace unas semanas el supervisor emitió su resolución.

La forma de computar las vías de rentabilidad garantizada constituyó el principal elemento de análisis y finalmente la CNMV mexicana no obligó a OHL a cambiarlo. El grupo había tenido previamente conformidad sobre su contabilidad por parte del supervisor español y las ‘big four’ de la auditoría, y aportó estos criterios como alegaciones en México.

En su resolución, emitida a finales del pasado mes de marzo, la CNBV, además de eximir al grupo de cambiar el criterio contable, también constató que no había cometido acción fraudulenta alguna en el país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído