Proveedores de Abengoa persiguen la quita «cero» de la deuda y ven a la empresa «sensible» a sus propuestas

La Asociación de Proveedores y Subcontratistas del grupo de empresas Abengoa SA (Aprosab) ha defendido ante Abengoa una reducción de la quita de la deuda de dicho colectivo, y asegura que aspira llegar a la quinta «cero» de la deuda, ante lo que ven «sensible» a la multinacional, que estudiará sus propuestas aunque no hay nada decidido en ese sentido.

Fuentes de Aprosab han explicado a Europa Press que este viernes los proveedores se han reunido con la dirección de Abengoa y han destacado que la sensibilidad de la multinacional hacia los proveedores «ha aumentado bastante».

De esta forma, valoran que la empresa «pueda estar abierta a propuestas distintas a la inicial, que contemplaba una quita del 60 por ciento, siempre que se cumpla una ratio dentro del plan de negocio, que permita que encajen otras propuestas».

Han apuntado que los proveedores «incluso proponemos la posibilidad de no quita», aunque fuentes consultadas apuntan que finalmente la negociación, que continúa, podría cerrar con un 30 por ciento de quita de la deuda y un plazo de espera de cinco a seis años.

«Nosotros defendemos un camino hacia la ‘cero quita’, pero no hay nada cerrado, pues la multinacional debe analizarlo y debe encajarlo dentro de más variables y de las posibilidades que tiene», han añadido las fuentes, quienes resaltan que la actitud de la multinacional «es muy sensible hacia los proveedores y de querer afectar lo más mínimo posible a este sector».

Tras recordar que hay previstas nuevas reuniones y se sigue negociando, las fuentes de los proveedores resaltan que «las conversaciones van progresando y hay abiertas líneas de negociación, seguimos hablando y hay esperanzas de encontrar soluciones mejores a las anteriormente propuestas» añaden fuentes de la asociación, formada por un grupo de subcontratistas y proveedores liderado por la consultora EFC Group.

Otras fuentes consultadas han indicado a Europa Press que los proveedores tratarán de hacer valer su importancia social como pequeñas empresas para conseguir una quita menor que a la banca, a la que se le ha acometido una quita del 70 por ciento, de forma que se plantearía un plan de negocio que permitiera garantizar la continuidad de las empresas proveedoras, como generadoras de puestos de trabajo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído