Moody’s pide a Telefónica una operación de reducción de deuda de calado para evitar una rebaja del rating

La agencia calificadora Moody’s ha señalado que si para antes que concluya 2016, Telefónica no ha anunciado ninguna «operación de calado» para reducir su elevado nivel de endeudamiento, podría rebajarle el rating, que actualmente está situado en ‘Baa2’ con perspectiva ‘negativa, en el primer trimestre de 2017

En una entrevista concedida a Europa Press, el vicepresidente senior de Moody’s Carlos Winzer ha incidido en que es necesaria una operación concreta que dé tranquilidad tanto a la agencia como a los mercados de que en 2017 Telefónica va a contar con recursos suficientes para llevar a cabo su plan de desapalancamiento.

«Lo que no queremos es que llegue final de año y la compañía no haya evidenciado que está avanzando en alguna operación para desapalancarse», ha incidido Winzer, quien ha agregado que este escenario tendría una repercusión «muy negativa» en la calificación.

Winzer ha remarcado que «actualmente Telefónica tiene una necesidad muy grande de desapalancarse» después de que Bruselas haya bloqueado la venta de su filial de Reino Unido O2 al Grupo Hutchison, operación que le hubiera aportado 14.000 millones de euros, suficientes para reducir su deuda a niveles óptimos para el rating que tiene.

Ante este escenario, ha explicado que Telefónica está trabajando en varios frentes, como la salida a bolsa de Telxius o de O2, procesos que con toda lógica se han ralentizado por la volatilidad generada por la victoria del Brexit en el referéndum celebrado en Reino Unido.

Winzer ha incidido en que tampoco es necesario que Telefónica haga algo «inmediatamente» para reducir su deuda, pero sí que la expectativa generada se convierta en algo tangible. A este respecto, considera que la venta de un 1,51% de China Unicom es «un pasito muy pequeño», pero también «una clara indicación» de que mantiene su compromiso de desapalancamiento.

NO PREVE UN RECORTE DEL DIVIDENDO.

Otra alternativa que se contempla es que, al igual que ha hecho en los últimos años, recurra a la emisión de bonos híbridos. Moody’s calcula que Telefónica tiene capacidad para emitir hasta 5.500 millones de euros, lo que, según su metodología, reduciría la deuda en unos 2.250 millones de euros.

Respecto a la posibilidad de recortar el dividendo, ha señalado que todo indica que no es una opción que se esté planteando Telefónica en este momento y ha agregado que, en su opinión, agotará todas las vías de desapalancamiento que tiene planteadas ahora mismo antes de tomar alguna decisión en este sentido.

BUENA OPERATIVA.

Asimismo, ha incidido en que la perspectiva ‘negativa’ del rating se debe únicamente a que su nivel de deuda es muy superior a su capacidad de generación de recursos y no a que la operativa de la compañía española no sea buena.

«La operativa de Telefónica y la capacidad de ejecución de estrategia del equipo directivo es muy buena y el único inconveniente es que está demasiado endeudada en este momento», ha incidido Winzer, que ha remarcado que es una compañía diversificada geográficamente de forma óptima y que sigue creciendo en cuanto a ingresos, Ebitda y flujo de caja.

En esta línea, ha destacado que el esfuerzo inversor de Telefónica ha sido «muy importante» y se ha convertido en un operador pionero en Europa tanto en el desarrollo de productos convergentes como en el despliegue de fibra óptica y el acceso de los clientes.

De hecho, ha remarcado que esta política ha permitido que Telefónica esté creciendo en ingresos por banda ancha, a diferencia de lo que ocurre en otros países, lo que demuestra que cuanto mejor es la calidad del servicio, el precio y la diferenciación respecto a la competencia, más se apuntalan los ingresos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído