Cámara de Comercia de Barcelona cree que la cuestión de confianza a Puigdemont debe ir ligada a presupuestos

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, ha considerado que un eventual apoyo de la CUP a la cuestión de confianza del presidente del Gobierno catlán, Carles Puigdemont, debe incluir también la aprobación de los nuevos presupuestos y ha pedido al partido antisistema que se manifieste con claridad en este sentido.

En una entrevista de Europa Press, Valls ha argumentado que la «lógica» hace pensar que la CUP debería manifestar su apoyo a los presupuestos después de que el pleno del Parlament aprobara esta semana las conclusiones de la comisión de estudio para impulsar un «proceso constituyente» en Catalunya pese a que el Tribunal Constitucional advirtió que vulneraba la Constitución.

A su juicio, esta aprobación supone recuperar el acuerdo de mandato entre JxSí y la CUP: «Es evidente que esperamos que haya un acuerdo presupuestario con la cuestión de confianza. Al menos desde mi opinión, la moción de confianza va acompañada de la aprobación de los presupuestos».

«Lo que pasa es que me gustaría escuchar esta declaración por parte de la CUP, de que lo de este miércoles tiene como consecuencia la aprobación de los presupuestos», ha añadido.

Ha argumentado que el hecho de aprobar el impulso del proceso constituyente tiene «costes» políticos para JxSí, sobre todo para CDC, refiriéndose a que añade dificultades para tener grupo propio en el Congreso, por lo que, según él, debe ir ligado a un compromiso de la CUP.

Al preguntársele por si Puigdemont tiene la confianza de los empresarios, Valls ha valorado que «no ha hecho ninguna gestión contraria al mundo empresarial, sino al contrario, ha dado apoyo a las iniciativas empresariales», y ha destacado la actuación del conseller de Empresa, Jordi Baiget.

PREOCUPADO POR ESPAÑA

Sobre si está más preocupado por España o por Catalunya, Valls ha respondido que en estos momentos es más preocupante que España no tenga Gobierno, y ha reprochado que los partidos políticos den más importancia a los intereses propios que a los intereses de Estado.

Ha considerado que «lo lógico» sería una gran coalición de PP, PSOE y C’s para tener una legislatura de cuatro años que permitiera hacer las reformas estructurales que España necesita, y ha pedido el mismo consenso que tienen prácticamente todos los partidos en relación con el terrorismo y la unidad de España.

Ha sostenido que es importante que la Unión Europea vea que en España hay un Gobierno «que negocia en nombre de la mayoría del Estado español, no de un partido o de otro».

«Esto son intereses de Estado, y no veo por ningún sitio los intereses de Estado. Con una excepción, que es el terrorismo», ha añadido.

«El problema que tenemos ahora es la incertidumbre más absoluta, no sabemos qué pasará, porque todos pensamos que hay sentido común en las decisiones que toman los políticos y resulta que todos defienden intereses de partido», ha lamentado.

«Si se trata de no llegar a un acuerdo, todos tienen sus razones, pero una cosa es que no quieran llegar a un acuerdo y otra que sepan que los intereses de Estado están por encima de todo y que, por tanto, tienen que llegar a un acuerdo», ha añadido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído