(Ampl) Uber China será absorbido por Didi, su gran rival en el país

La tecnológica estadounidense Uber, propietaria de la plataforma de servicios de transporte privado que pone en contacto a usuarios y conductores, ha asumido su fallido desembarco en China, donde sus actividades serán adquiridas por su principal competidor en el gigante asiático, la compañía local Didi Chuxing, en la que obtendrá a cambio una participación accionarial.

«Hoy estamos anunciado nuestra intención de fusionar Uber China con Didi Chuxing», anunció el consejero delegado y co fundador de Uber, Travis Kalanick, quien expresó su confianza en que esta operación permita a las compañías «ser más fuertes».

De este modo, la estadounidense admite su derrota en el mercado chino, donde Kalanick reconoció a principios de año que Uber perdía unos 1.000 millones de dólares anuales (910 millones de euros) a raíz de la «feroz» competencia con Didi, rival que en mayo recibió una inyección de capital de 1.000 millones de dólares de Apple.

Por su parte, Didi Chuxing explicaba que la paz entre ambas empresas llega gracias a un acuerdo estratégico por el que adquiere «todos los activos de Uber China», incluyendo la marca, operaciones y datos, mientras que la estadounidense recibirá el 5,89% de la nueva compañía combinada con intereses de capital preferente equivalentes al 17,7% de Didi Chuxing.

A su vez, Baidu y otros inversores chinos recibirán como parte de este acuerdo una participación del 2,3% en el capital de la compañía china, que obtendrá a cambio una participación minoritaria en Uber, a cuyo consejo se incorporará Cheng Wei, fundador y presidente de Didi, mientras Travis Kalanick también pasará a formar parte del consejo de la china.

«Didi Chuxing y Uber han aprendido mucho uno del otro en los últimos dos años en la floreciente nueva economía», declaró Cheng Wei, quien consideró que el acuerdo con Uber mejorará la situación del sector, contribuyendo a su sostenibilidad.

La valoración de Didi Chuxing alcanza los 28.000 millones de dólares (25.455 millones de euros), según la última ronda de financiación de la plataforma china de transporte, mientras que el negocio chino de Uber se valora en unos 8.000 millones de dólares (7.272 millones de euros), por lo que el valor combinado podría alcanzar unos 36.000 millones de dólares (32.727 millones de euros).

Didi Chuxing cuenta con más de 15 millones de conductores y unos 300 millones de usuarios registrados, indicó Jean Liu, presidente de la compañía china, quien apuntó que Didi Chuxing «continuará expandiendo su estrategia internacional».

ESCUCHAR A LA CABEZA ADEMAS DE AL CORAZON.

«Como empresario, he aprendido que tener éxito consiste en escuchar a tu cabeza además de seguir a tu corazón», subrayó Kalanick al confirmar la fusión, recordando que «Uber y Didi Chuxing están invirtiendo miles de millones de dólares en China y aún tienen que lograr beneficios».

«Lograr ser rentables es la única manera de construir un negocio sostenible que pueda dar el mejor servicio a los conductores y pasajeros chinos, así como a las ciudades en el largo plazo», añadió.

La adquisición de Uber China por su rival se produce apenas unos días después de que las autoridades del país promulgaran una normativa nacional estableciendo un marco legal para aplicaciones de transporte colaborativo.

Según las normas fijadas por el Ministerio de Transportes chino, las compañías de transporte colaborativo como Didi Cuxing no están obligadas a mantener su propia flota de vehículos, por lo que los conductores deberán solicitar una licencia de operación y contar con una experiencia al volante de al menos tres años.

Asimismo, según informaba la agencia china Xinhua, los vehículos con una antigüedad de al menos ocho años o más de 600.000 kilómetros no podrán prestar servicio, así como tampoco aquellas personas que hayan sido condenadas por crímenes violentos o sancionadas por consumo de alcohol o drogas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído