La Junta da luz verde a la orden para asegurar la pesca del cangrejo rojo y posibilitar su control en Andalucía

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha firmado el proyecto de orden que permite la extracción del cangrejo rojo para controlar su población, al tiempo que posibilita mantener la actividad de las empresas que se dedican a su explotación, fundamentalmente en la comarca del Bajo Guadalquivir, especialmente la provincia de Sevilla.

En una nota, el titular de Medio Ambiente ha recalcado que con la orden no sólo se permitirá, sino que fomentará su captura para que los ejemplares sean llevados a centros habilitados como las fábricas de Isla Mayor para su almacenamiento y transformación.

El consejero ya avanzó al día siguiente de que el Boletín Oficial del Estado publicará la sentencia del Tribunal Supremo que considera al cangrejo rojo como especie exótica y prohíbe su extracción y transporte; y que la Junta de Andalucía regularía en el menor tiempo posible la situación.

Con esta orden, el sector del cangrejo rojo «tiene garantizada la campaña de verano», tras lo que la Junta ha recordado que «son cientos de familias las que viven de la captura, conservación, transformación y comercialización del cangrejo rojo en el Bajo Guadalquivir».

Los objetivos específicos de este Plan son, entre otros, «el establecimiento de un sistema de control de la población de cangrejo rojo con el fin de aminorar sus poblaciones en el área en el que legalmente se introdujo, así como evitar su propagación de su área de distribución actual a un área más amplia».

Por otra parte, se quiere «tratar de mantener la población en unos niveles de control que permita minimizar los daños negativos, pero sin dejar de obtener los efectos positivos que tiene el cangrejo rojo como alimento importante dentro de la dieta de la fauna».

En tercer lugar, con esta orden se pretende «establecer un plan de capturas, como método de control, dentro del ámbito geográfico autorizado, mediante su traslado en vivo únicamente hasta los establecimientos autorizados que se encuentren dentro del ámbito citado, como sistema de eliminación, asegurando así que los individuos pasen a material alimentario procesado y no puedan volver al medio natural».

COMPETENCIAS DEL ESTADO

Las acciones de este plan están estructuradas para que se adapten a una futura Estrategia Española para el Control de Cangrejos Exóticos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que esa adaptación sea «sencilla, fácil y casi automática».

De ahí que José Fiscal haya realizado también un llamamiento al Gobierno central para que «haga todo lo que tenga que hacer para ayudar a solucionar este problema, ya que el cangrejo rojo está extendido por muchas otras comunidades autónomas, aunque los mayores centros de recepción y su comercialización se encuentran en Andalucía».

El consejero asegura que al tratarse de un asunto que afecta a varias comunidades, «le corresponde a la Administración General del Estado definir la situación del cangrejo rojo en todo el territorio nacional».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído