Siemens gana un 32% menos en los nueve primeros meses de su ejercicio por menores atípicos

El grupo alemán de ingeniería y energía Siemens obtuvo un beneficio neto atribuido de 4.298 millones de euros en los nueve primeros meses de su año fiscal, lo que representa un retroceso del 32% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente como consecuencia de la ausencia de elementos extraordinarios por desinversiones.

De hecho, los ingresos por operaciones continuadas de Siemens entre octubre de 2015 y junio de 2016 sumaron 4.215 millones, una cifra un 3% inferior a la del mismo intervalo del ejercicio precedente.

La cartera de pedidos de Siemens en los nueve primeros meses del ejercicio de la alemana aumentó un 12,8%, hasta 66.155 millones de euros, mientras que la cifra de negocios de la multinacional creció un 6,2%, hasta 57.691 millones.

En el tercer trimestre de su ejercicio, Siemens obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.329 millones de euros, un 2% menos que un año antes, mientras que sus ingresos por operaciones continuadas subieron un 7,4%, hasta 1.337 millones.

La cartera de pedidos de Siemens entre abril y junio aumentó un 6%, hasta 21.060 millones de euros, mientras que la facturación de la compañía mejoró un 5%, hasta 19.804 millones.

«Estamos realizando progresos en la ejecución de nuestra estrategia ‘Vision 2020’ y en el tercer trimestre volvimos a lograr resultados convincentes», declaró Joe Kaeser, presidente y consejero delegado de Siemens.

De cara al conjunto del ejercicio, Siemens ha revisado al alza su expectativa de beneficio básico por acción, hasta un rango de entre 6,50 y 6,70 euros, frente a la anterior horquilla de entre 6 y 6,40 euros.

Seguimos esperando un moderado incremento de los ingresos en 2016, sin tener en cuenta el impacto del cambio de moneda, mientras que los pedidos excederán materialmente los ingresos para una ratio ‘book-to-bill’ claramente por encima de 1, añadió la empresa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído