La Cámara de Comercio organiza un encuentro empresarial en Teherán tras el levantamiento de sanciones a Irán

La Cámara de Comercio de España está organizando un encuentro empresarial para pymes y grandes empresas que se celebrará en Teherán los días 18 y 19 de octubre, tras la vuelta a los circuitos internacionales de Irán por el levantamiento de las sanciones económicas y financieras, que «abre un importante mercado para las empresas españolas».

Según ha comunicado, la Cámara de Comercio ha establecido como prioritarios los sectores energético, agroalimentario, petroquímico, infraestructuras, automoción y banca, «por ofrecer mayores oportunidades de negocio».

El encuentro contará con el apoyo de la Unión Europea, a través de la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a las pymes participantes, así como con la colaboración de la Cámara de Comercio de Irán y la Oficina Económica y Comercial española en el país.

El director internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet, ha señalado que Irán necesita reconstruir y modernizar su industria del petróleo y gas, el corazón de su economía, por lo que «va a necesitar contar con empresas extranjeras líderes en este sector».

«Las necesidades de inversión en infraestructuras y equipos, especialmente de transporte por carretera, ferroviario o marítimo, generarán también grandes oportunidades a las empresas españolas con amplia experiencia en los mercados internacionales», ha añadido Bonet.

Asimismo, ha destacado que las necesidades de modernización de la economía iraní coinciden con los sectores en los que las empresas españolas son líderes mundiales y disponen de la tecnología y experiencia necesarias.

Sin embargo, ha recalcado que España tiene «poderosos competidores asiáticos, europeos y norteamericanos», y que subsisten dificultades importantes para la financiación de proyectos, tras los diez años de exclusión de Irán del sistema financiero internacional, cuya normalización «requerirá un tiempo».

ECONOMIA IRANI

Irán dispone de las cuartas reservas mundiales de petróleo y las segundas de gas. En 2012 exportó 2,5 millones de barriles diarios de petróleo al exterior, que se redujeron a un millón por el embargo.

El fin del aislamiento comercial y financiero abre al gobierno iraní la posibilidad de recuperar los hasta 90.000 millones de euros que puede tener bloqueados en bancos extranjeros y le permitirá volver a exportar petróleo a sus principales clientes.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), su PIB puede llegar a crecer entre el 4% y el 5,5% el próximo año impulsado por el aumento de la producción de petróleo y gas, la reducción de costes comerciales y financieros y el acceso a esos activos que mantiene en el exterior.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído