Quabit Inmobiliaria recorta un 45% sus ‘números rojos’ gracias a una dación en pago de deuda

Quabit Inmobiliaria registró una pérdida neta de 3,29 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar en un 45,3% los ‘números rojos’ del ejercicio anterior, gracias a una operación de dación de viviendas en pago de deuda realizada con un banco.

La compañía que preside Félix Abánades firmó en este periodo una operación de este tipo por la que traspasó a una entidad financiera 150 viviendas, 149 de una promoción de Ocaña (Toledo) y una de otro proyecto ubicado en Guadalajara, para cancelar 14,5 millones de deuda.

Este traspaso de activos para amotirzar deuda tuvo también impacto en la cifra de negocio de Quabit, que cerró junio en un total de 21,07 millones de euros y quintuplicó (+413%) así a la de un año antes.

El beneficio bruto de explotación, de su lado, se situó en un importe negativo de 3,45 millones de euros, que mejora el monto también negativo de 5,8 millones de un año antes.

En el capítulo financiero, la operación de dación en pago llevó a Quabit a reducir en un 4% su pasivo neto total, que concluyó el primer semestre en 216,79 millones de euros.

RECORTA EL ‘STOCK’ DE PISOS.

En el plano operativo, Quabit entró 196 viviendas entre los pasados meses de enero y junio, 46 una vez descontadas las cedidas al banco para liquidar deuda.

De esta forma, al cierre de junio, la compañía contaba con un ‘stock’ de pisos terminados pendientes de venta de 57 unidades, cuatro veces menos respecto al de 253 que acumulaba al terminar 2015.

Además, la firma asegura que gran parte del ‘stock’ corresponde a una promoción de pisos de Zaragoza ya terminada, de la que el 80% pisos ya se han prevendido.

En su informe de resultados semestrales, Quabit indica que actualmente está «centrada» en desarrollar el plan estratégico a 2020 que lanzó en 2015.

CENTRADA EN LA NUEVA ESTRATEGIA.

Para ello, ha vuelto a construir nuevas viviendas y ha ratificado el anunciado lanzamiento durante este año de cinco nuevas promociones en distintas ubicaciones.

La inmobiliaria en la que recientemente entró el fondo KKR indica que las pérdidas del semestre «entran dentro de lo previsto», dado que la compañía prevé que la nueva estrategia y las nuevas promociones se vayan reflejando en los ingresos y en el Ebitda en un periodo de «entre dos o tres años», en la medidas que se vayan terminando de construir, entregando y, por lo tanto, facturando, las nuevas viviendas que se ha lanzado a promover.

No obstante, Quabit confía en obtener ya beneficios en los primeros años del plan, gracias a las quitas de deuda pactadas en la refinanciación con sus bancos y a la «paulatina activación» de los créditos fiscales con que cuenta la empresa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído