Andalucía pedirá reunión del CPFF si no comunican entregas a cuenta y maneja borradores «internos» del presupuesto 2017

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha anunciado que la Junta pedirá «con urgencia» una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) si a inicios de septiembre el Gobierno central no comunica la cifra de las entregas a cuenta y el dato de la liquidación de 2015, cifras «esenciales» para poder elaborar el Presupuesto de la Comunidad para 2017, sobre el que actualmente la Consejería sólo maneja «borradores internos», los cuales «no se han dado a conocer ni a Ciudadanos ni a ningún grupo político».

Montero ha hecho este anuncio a los periodistas en el Parlamento andaluz, donde el Parlamento andaluz ha convalidado el decreto ley que modifica el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, de forma que la consejera insiste en que para la elaboración de los presupuestos andaluces «es importante que el Gobierno mueva ficha y comunique a las comunidades autónomas cómo se van a comportar las entregas a cuenta, que son anticipos y son cantidades provisionales que se puede modificar en el futuro».

Espera que el anteproyecto de Ley de Presupuestos de la Junta «entre en el Parlamento a finales de octubre, si se cumplen las fechas y el cronograma y calendario habitual que marcamos todos los años».

Ha añadido que dentro de las entregas a cuenta «interesa ver cómo se comporta la liquidación de 2015, cantidad más sujeta a variación y que puede determinar que las cantidades de las entregas a cuenta fluctúen en posición positiva o negativa».

Por ello, la consejera espera que «en próximos días» se produzca la comunicación de las entregas a cuenta, puesto que «empezamos la cuenta atrás en la negociación del presupuesto, en el que barajamos varios escenarios, pero hasta que no tengamos ese dato sería temerario dar cifras».

Sobre medidas fiscales dentro del presupuesto de 2017, la consejera ha dejado claro que el año próximo en Andalucía «la parte más importante de la bajada de impuestos de la fiscalidad va pareja a la bajada del Impuesto de Sucesiones, que era prioritario, por lo que posibles bajadas de otros impuestos tendrán que esperar a años sucesivos», toda vez que «esta bajada se efectúa contemplando la recuperación económica, ya que las arcas públicas por la modificación del impuesto en su totalidad deja de percibir 125 millones, que esperamos compensar con la recuperación económica, tímida, pero que empieza a arrojar primeros datos».

Montero, quien apunta que su compromiso con Ciudadanos «es serio y no nos comprometemos con ninguna cuestión que no tengamos garantía de poder cumplirla, pues siempre acompasamos la recuperación económica con la bajada de impuestos», ha resaltado que la fiscalidad «es un elemento prioritario, pero el objetivo en sí mismo no es bajar impuestos, sino saber a quien se baja, qué se pretende con esa bajada, sabiendo que el sostenimiento de los servicios públicos es un elemento fundamental».

NO HA HABIDO AUN CONTACTOS CON C’S

La consejera ha explicado que por el momento no ha habido contactos con Ciudadanos para la elaboración de los presupuestos, toda vez que «sin tener las entregas a cuenta es muy difícil establecer un escenario posible», de manera que explica que «los borradores que barajamos son internos de la Consejería de Hacienda, y no hacemos públicos los documentos de trabajo».

Por ello, tras reiterar que esperan tener «cuanto antes» los anticipos de las entregas a cuenta, pero mientras tanto están trabajando en borradores de trabajo «que no se han dado a conocer ni a Ciudadanos ni a ningún otro grupo», a la espera de que «en la primera semana de septiembre el Gobierno nos comunique esas cifras».

Ha advertido de que, en caso contrario «reclamaremos con urgencia la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera «para que el Gobierno aclare la posición». Ha recordado entre los antecedentes de esta situación, que «hace unos años, en el Gobierno de Zapatero, se comunicaron las entregas a cuenta a pesar de que hubo prórroga presupuestaria en 2011», de manera que «es posible y legal comunicar los anticipos y las entregas a cuenta aunque no tengan elaborado los Presupuestos Generales».

«No tendría sentido mantener esa posición, pero lo hacen para presionar a los territorios para que presionen a los grupos políticos y se conforme el Gobierno», ha añadido.

IMPUESTO DE SUCESIONES

La consejera ha valorado la convalidación del decreto ley sobre el Impuesto de Sucesiones efectuada por el Parlamento andaluz, decreto ley que «era necesario para dos cuestiones prioritaria en relación con la actividad del campo, donde la reducción del impuesto permita mayor rentabilidad de la actividad agraria y fijar la población al territorio, algo fundamental para Andalucía, donde gran parte de la población vive en pueblos pequeños; y también para la exención por vivienda habitual, una vez actualizados los precios del mercado, pues era muy importante para herederos que viven en el domicilio familiar y que quieren permanecer o vender la vivienda una vez transcurrido el tiempo que la Ley establecía».

Ha recordado que «la segunda fase entraría en vigor en enero de 2017m por lo que ésta no viene en el decreto ley, ya que no era urgente su aprobación» y se incluirá en el documento de la Ley de Presupuestos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído