Bodegas Bilbaínas eleva su beneficio un 25% en su año fiscal, hasta 2,65 millones de euros

Bodegas Bilbaínas, filial del grupo Codorniú, cerró su ejercicio fiscal 2015-2016 con un beneficio neto de 2,65 millones de euros, lo que supone un aumento del 25% respecto al año anterior, según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La bodega elevó su cifra de negocios durante este año un 6%, hasta 16,67 millones de euros, debido, principalmente, a la buena evolución de los vinos de reserva y crianza, al tiempo que el resultado de explotación de su año fiscal terminado el 30 de junio de 2016 ascendió a 3,43 millones de euros, frente a los 2,50 millones de euros del ejercicio anterior.

Las inversiones en activos fijos ascendieron a 1,8 millones de euros, centradas, básicamente, en la adquisición de activos para la ampliación de la capacidad productiva para poder dar respuesta a los incrementos de ventas, así como en mejorar la calidad y la optimización de costes.

Para el próximo ejercicio, la compañía espera que se confirme la tendencia de crecimiento en los mercados internacionales y la recuperación del consumo del mercado nacional, tal y como ha constatado en la evolución de la Denomicación de Origen de Rioja en los últimos años.

Adicionalmente, la bodega espera una mejora de los resultados, en línea con los ejercicios pasados, gracias a la consolidación de los proyectos de optimización y reducción de costes llevados a cabo en los últimos años, así como en nuevas acciones en publicidad y marketing.

Por último, la firma continúa apostando por la innovación y calidad, ofreciendo nuevos productos dentro de su gama (por ejemplo, Viña Pomal Cava y Viña Pomal Rosado).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído