Isolux se refuerza en Perú con obras de mejora del suministro de agua de Lima por 91 millones

Isolux Corsán se ha adjudicado un contrato de obras de mejora del sistema de suministro de agua potable y alcantarillado en Lima (Perú) por un importe de 102 millones de dólares (unos 91,3 millones de euros), según informó la compañía.

Se trata de uno de los mayores contratos del plan de mejora de las instalaciones de agua que ha puesto en marcha el Gobierno peruano, con el que, además, Isolux refuerza su negocio en este mercado.

La compañía que preside Nemesio Fenández-Cuesta suma este contrato a los logrados en las últimas semanas, coincidiendo con la consecución de un acuerdo con sus acreedores para poner el marcha el plan de rescate de 2.000 millones de euros diseñado por la empresa para garantizar su viabilidad.

El proyecto logrado ahora en Perú consiste en ampliar los sistemas de agua potable y de alcantarillado de varios sectores de los distritos de Lurigancho (provincia de Lima) y de San Antonio (provincia de Huarochirí).

Con estas obras, la Empresa de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal), promotora de los trabajos, podrá dotar de estos servicios básicos de agua a los 75.000 habitantes de los lugares en los que se llevará a cabo el proyecto.

En virtud del contrato, Isolux deberá construir una red de distribución de agua con una longitud total de 250 kilómetros, y ejecutar y equipar tres pozos y 18 depósitos de regulación y acumulación de agua.

Para la mejora del alcantarillado, la compañía construirá trece colectores e instalará alrededor de 300 kilómetros de tuberías.

Con estos trabajos, Isolux potenciará la actividad con que ya cuenta en Perú, donde ha construido y opera dos centrales fotovoltaicas, y actualmente construye una central hidroeléctrica, tras acometer el Puente de Chilina, uno de los más largos del país, entre otros proyectos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído