Las acciones suben un 7%

Popular destituye a Ángel Ron y nombra a Emilio Saracho nuevo presidente

La entidad está abocada a una fusión, pero la banca española mira a otro lado

Popular destituye a Ángel Ron y nombra a Emilio Saracho nuevo presidente
Emilio Saracho (BANCO POPULAR). EP

Paralizada en los últimos meses, primero por la ampliación de capital que llevó a cabo la entidad y después con la llegada del consejero delegado Pedro Larena, la opción de una fusión vuelve al centro de debate

Banco Popular haprueba en Consejo extraordinario la salida de Ángel Ron de la presidencia del banco y su sustitución por Emilio Saracho. Las acciones de la entidad suben con fuerza en el Ibex 35, aunque aún se dejan el 67% en el año.

La opción de una operación corporativa en Banco Popular vuelve a ganar fuerza. Paralizada en los últimos meses, primero por la última ampliación de capital que llevó a cabo la entidad y después con la llegada de Pedro Larena para asumir las tareas de consejero delegado, la opción de una fusión vuelve al centro de debate.

Directivos del banco, que este 1 de diciembre de 2016 ha destituido  a Ángel Ron como presidente, mantienen negociaciones con otras entidades para explorar una posible fusión, pero al parecer ninguna entidad española estaría dispuesta a participar en una operación de tal calibre.

El varapalo sufrido en bolsa por la entidad en los últimos meses -pierde un 70% en lo que va de año- la convierten en objeto de opa. Pero incluso Banco Sabadell, que en su día admitió «conversaciones más afines» con Popular para abordar una operación, quedaría ahora totalmente al margen.

Más saneada que hace meses -tras el ajuste de plantilla y las provisiones realizadas- y con una capitalización de entorno a 3.700 millones, la entidad resulta bastante atractiva. A ello se suma el momento de especial tensión que vive el banco tras la guerra abierta por un grupo de consejeros críticos, encabezados por la familia Del Valle, que en el pasado ya apoyaron una posible fusión con otra entidad.

Los ánimos podrían calmarse ahora tras la destitución de Ron, que la entidad ha confirmado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tras días y días de especulaciones y presión por parte de los mexicanos.

Así las cosas, habrá que ver qué ocurre con la nueva etapa que se abre hoy con el relevo en la presidencia. Emilio Saracho, hasta ahora vicepresidente de JP Morgan, sustituirá a Ángel Ron. Saracho, que ya estaba en todas las quinielas, cuenta con el favor de los accionistas más críticos encabezados por Antonio del Valle. De hecho, habían mantenido contactos con él para colocarle al frente del banco.

Con todo, los intentos de la entidad y las negociaciones emprendidas por los directivos para llevar a cabo la operación no parece que vayan a llegar a buen puerto, al menos de momento.

Y es que no hay que olvidar que el banco tiene otro frente abierto en los próximos meses, la salida a bolsa de Sunrise, su inmobiliaria con 6.000 millones en activos. El plan de ruta marca que saldrá a bolsa en el primer trimestre del año, pero ya cuenta con la parte más importante: antes del 31 de diciembre cerrará la financiación entre el 3,5% y el 4%, con una duración de dos años y medio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído