Los ingresos que aporta el cliente digital a Bankinter son un 17% superiores a los del cliente tradicional

Los ingresos que aportaron los clientes digitales a Bankinter a cierre del ejercicio 2016 fueron un 17% superiores a los que reportaron los clientes tradicionales, lo que ha permitido al banco generar rentabilidad «de manera más fácil» en un entorno en el que los tipos de interés en mínimos históricos están presionando a la baja los márgenes financieros.

Según han informado a Europa Press fuentes de la entidad, del total de clientes activos con los que contaba Bankinter al cierre de 2016, un 31% fueron clientes digitales, frente al 27% del ejercicio anterior.

A ellos se sumó el 60% de clientes mixtos, es decir, aquellos que operaron a través de canales tanto tradicionales como digitales, lo que supone que un 91% del total de los clientes activos que tiene Bankinter utilizaron los canales digitales, ya sea de manera exclusiva o alternándolos con oficinas y banca telefónica.

En total, Bankinter cuenta con unos 700.000 clientes activos, que son aquellos que tienen posiciones financieras con la entidad y que realizan periódicamente movimientos con ellas e interaccionan con el banco.

De hecho, el número de interacciones al mes que un cliente digital de Bankinter tiene con la entidad es de una media de once, frente a las dos interacciones al mes del cliente tradicional.

«La capacidad de generar rentabilidad es más fácil con un cliente que interactúa más», apuntan las citadas fuentes, que precisan que, de este modo, el banco tiene «más capacidad» para hacerles llegar su propuesta de valor y oferta de productos y servicios.

CLIENTES MAS ACTIVOS

El cliente digital de Bankinter suele tener un perfil más elevado que el usuario tradicional, además de ser más activo, puesto que mantiene una relación con el banco «más fluida y constante», dada la disponibilidad y facilidad de uso del canal. También es más rentable.

«Un cliente digital usa canales que son más eficientes y, por lo tanto, más baratos para el banco, lo cual se refleja en su contabilidad analítica personal. Así, podemos concluir que un cliente digital tipo es, por norma, más rentable que uno tradicional», aclara la entidad.

Con estas perspectivas, Bankinter se ha marcado como objetivo que todos sus clientes tengan a su alcance «la mejor operativa financiera a través de canales digitales». «Queremos ofrecerles valor y una buena experiencia de usuario a partir de ella», subrayan las fuentes.

SACAR PARTIDO DE LA TECNOLOGIA

El banco que preside Pedro Guerrero inició su relación con las nuevas tecnologías en el año 1996, cuando lanzaron su operativa en Internet «de forma pionera en España».

«El nombre de Bankinter está indisolublemente unido a la tecnología y hemos sacado claro partido de ella a lo largo de todos estos años», han destacado las fuentes, que recuerdan que el banco dispone de una red de oficinas en España que apenas alcanza las 400 sucursales, con algo más de 4.000 empleados.

En este sentido, ponen de manifiesto que, pese a su dimensión, el banco generó en 2016 un beneficio neto de más de 490 millones de euros, «muy cerca del de entidades que triplican o quintuplican su tamaño».

«La aplicación eficiente de la tecnología al negocio bancario nos ha permitido alcanzar ese nivel, ofrecer un servicio de calidad a un volumen de clientes que de otro modo hubiera sido imposible gestionar y, sobre todo, ser capaces de eficientar la actividad y ser los más rentables del mercado para nuestros accionistas», han afirmado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído