Moody’s prevé que el perfil crediticio de las empresas españolas se mantenga estable en 2017

El perfil crediticio de las principales corporaciones no financieras españolas se mantendrá estable durante 2017 gracias a las perspectivas económicas favorables, los sólidos niveles de liquidez y los costes de financiación relativamente bajos, según aprecia la agencia Moody’s en un informe sobre el sector corporativo español.

Moody’s estima que la perspectiva económica favorable –proyecta un crecimiento del 2% del PIB en 2017–, los fuertes niveles de liquidez y los costes de financiación todavía bajos contrarrestan los riesgos que amenazan a la economía española, por lo que prevé que la calidad crediticia del sector corporativo español permanezca «estable» durante los próximos doce meses.

No obstante, la agencia aprecia que los riesgos para la economía española siguen «inclinados a la baja» como consecuencia de la incertidumbre política que generan el ‘Brexit’ y el elevado número de citas electorales en la zona euro, los elevados niveles de apalancamiento de las empresas del país y la «significativa» exposición de las compañías a Latinoamérica.

De este modo, Moody’s considera «improbable» que se produzca una aceleración importante en el crecimiento de la inversión durante este año, ya que el gasto de capital del sector privado estará «limitado» por la necesitad de reducir deuda, la débil demanda de la eurozona y la incertidumbre política.

La calificadora también proyecta que el crecimiento del consumo privado, «el motor de la expansión económica durante la expansión económica», se suavizará durante 2017, puesto que el repunte de la inflación, y particularmente de los precios de la energía, «mermará» los salarios reales, lo que atenuará la confianza del consumidor y provocará un descenso del consumo.

En este sentido, Moody’s señala que el deterioro en la confianza ralentizará, probablemente, la sólida dinámica experimentada por el comercio minorista durante 2016. En el lado positivo, la agencia destaca que el sector servicios y las exportaciones continuarán «brillando» en 2017.

«Es probable que el crecimiento económico de España siga siendo mayor que el de otros países importantes de la zona del euro, apoyando la calidad crediticia de las compañías», señala al respecto la vicepresidenta y analista senior de Moody’s, Laura Pérez.

«Aunque los costes de financiación se mantendrán relativamente bajos, sólo esperamos un incremento moderado de emisiones de deuda, ya que varias de las compañías más grandes estarán enfocadas en reducir su deuda», añade Pérez, en referencia a Repsol y Telefónica.

LAS EMPRESAS EMITIRAN ENTRE 15.000 Y 25.000 MILLONES EN 2017

A este respecto, la agencia de calificación prevé que las empresas españolas emitan entre 15.000 y 25.000 millones de euros, en línea con el dato de años anteriores, para refinanciar sus actuales niveles de deuda.

«Dos de los mayores emisores españoles, Telefónica y Repsol –cuyos vencimientos de deuda en los próximos tres años representan el 40% del total–, siguen centrados en desapalancarse, lo que pesará sobre los volúmenes totales de deuda en 2017 y, con el tiempo, podría conducir a un descenso moderado de la deuda corporativa», señala Moody’s.

En cambio, Moody’s calcula que el apalancamiento de los cinco principales emisores españoles de deuda corporativa, conforme a la ratio entre deuda y beneficio bruto de explotación (Ebitda), se incrementará ligeramente hasta 3,9 veces en 2017, frente a las 3,8 veces de 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído