El economista y profesor de Economía y Contabilidad de la Universidad de Barcelona

José María Gay de Liébana: «Las empresas españolas deben ser creativas para seguir en EEUU con la llegada de Trump»

José María Gay de Liébana: "Las empresas españolas deben ser creativas para seguir en EEUU con la llegada de Trump"
José María Gay de Liébana. PD

El economista y profesor de Economía y Contabilidad de la Universidad de Barcelona, José María Gay de Liébana, considera que los empresarios españoles «deberán ser muy creativos para seguir entrando en Estados Unidos» y exportando a este país tras la llegada de Donald Trump como presidente.

Gay de Liébana ha participado en la cuarta jornada de ‘Enclave Empresarial’, un ciclo de encuentros con empresarios organizado por Unicaja Banco, dentro del apoyo de la entidad al tejido empresarial así como su interés por favorecer y facilitar el desarrollo económico de su ámbito de actuación, concretamente Sevilla.

En su exposición, Gay de Liébana ha expuesto la situación económica tanto del mundo como de España y Andalucía y los efectos de la crisis económica, donde «hay una reducción en el gasto por habitante, la gente ajusta el gasto en todo, salvo en vivienda y combustibles», de forma que «la crisis ha provocado contracción del consumo».

Ha resaltado el incremento en España de las exportaciones, de forma que «en 2016 se cifra casi 370.000 millones de euros y la tendencia es de crecimiento, aunque también han crecido las importaciones», siendo el turismo uno de los grandes protagonistas junto al agroalimentario.

En ese sentido, ha precisado que el sector agroalimentario de España «mira hacia la UE, que concentra el 70 por ciento de exportaciones, pero Estados Unidos es un mercado interesante, que ahora abre interrogante pues no sabemos qué pasará con Donald». Recuerda que en la UE «está huérfana, pues carece de líderes, y su peso cada vez es menor».

En ese sentido, tras considerar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy «se lo está poniendo muy fácil a Trump», de forma que «si Mariano tiene que limpiarle el culo a Donald se lo limpia», considera que la llegada de Trump «es una incógnita», aunque precisa que «en principio su llegada puede ser beneficiosa para que la gente reaccione, y le puede dar un acelerón a la economía, al ser un cambio».

No obstante, las exportaciones españolas «se han ido abriendo paso en ese país, especialmente agroalimentairo, industria y servicios, y el que limite las importaciones por ese proteccionismo nos perjudicará», por lo que aboga por «más creatividad, en el sentido de buscar otros mercados, pero también para decir de qué manera podemos entrar en Estados Unidos, con alianzas con socios locales, o montando filiales, no entrando como emigrantes ni como importación, buscando otras estrategias, buscando el socio ideal; hay que agudizar el ingenio».

Gay de Liébana ha aludido a la situación de otros países, como Reino Unido y el ‘Brexit’, donde «puede haber debilidad de la libra, con menos poder adquisitivo de los británicos», con una reducción del consumo que «afecta a las importaciones», de forma que para vender «habrá que reducir márgenes y puede ser haya otros competidores que vengan a España porque les costará entrar en Reino Unido, y hay que estar preparados».

Sobre el sector agroalimentario, centro de su ponencia, Gay de Liébana considera que el sector agroalimentario «deben invertir en todo, pero sobre todo en tecnología», empleando drones, robots», lo cual «provocará una tasa de paro mas alta», por lo que «cualquier puesto dentro de diez años no habrá nadie que lo desempeñe».

Asimismo, aboga por «buscar financiación adecuada, financiando las inversiones» en este sector, que además «debe entrar en el comercio ‘on line’, economía digital y en redes sociales, apostar por la logística y digitalizar procesos», además de apostar por la internacionalización, buscar mercados a corto, medio y largo plazo, la búsqueda de alianzas y de la mejora de la competitividad, mantener márgenes hacer un esfuerzo por reducir gastos y buscar la eficiencia del coste; hay que invertir con mesura, readaptar las empresas.

Reconoce que el sector agroalimentario «está pendiente del perfil sociodemográfico», toda vez que «en diez años no se van a poder pagar las pensiones, además de aumentarse el numero de singles y la clase media va a la baja en consumo».

EMPLEO DE ROBOTS Sobre el uso de robots, considera que «eso va a ocurrir, no sólo en el agroalimentario sino en todos los sectores, en aras de la eficiencia, pues se ahorran salarios, horas extra, bajas, pero desde el punto de vista humano y laboral, la gente se quedará en su casa porque trabajarán por ellos drones, robots o humanoides; la gente se quedará fuera de juego, fuera del mercado laboral y tendremos un problema realmente fuerte», tras lo que ha recordado que «la UE trabaja en la normativa de protección de derechos y obligaciones de personas eléctricas».

«No se puede hacer nada, no se puede parar el progreso y hay que reubicar a la gente en otros trabajos, inventarnos trabajos», apunta este experto, aunque recuerda «la tasa de paro es muy elevada», por lo que aboga por «trabajos que sean intensivos en mano de obra, como en la construcción, pero ese sector se sobremensionó y ahora no hay construcción ni pública ni privada, habría que promover la obra pública, lo que provocaría más gasto público, pero no podemos gastar más, estamos arruinados y la situación es complicada».

Considera que «el sector privado no puede contratar a más gente ni puede subir más los salarios, por el modelo productivo que existe, por lo que necesita ayuda pública, pero éste es ineficiente porque el dinero que genera lo tritura para un gasto público totalmente desmadrado».

Sobre la situación de España en el mundo, Gay de Liébana reconoce que «cuando estaba Aznar y Zapatero, España era la octava potencia del mundo ahora está en posición 14», y augura que «el rumbo económico estará muy marcado por la brújula política, con el nuevo presidente de Estados Unidos o el hecho de que la extrema derecha puede ganar en Europa». «La UE crece con cifras que son una birria», ha aseverado.

En cuanto a la economía española, este experto apunta que el consumo privado va a perder protagonismo, y apunta entre los retos de la economía española «acabar con el déficit público y deuda pública; atajar la subida de impuestos que se está haciendo», además de resolver los problemas de la financiación de las comunidades autónomas.

«Nos estamos recuperando pero no alcanzamos la cifra de 2008, nos debemos preguntar cual es el modelo que tenemos y si ese modelo es capaz de provocar crecimiento», ha aseverado Gay de Liébana, quien destaca que el sector agroalimentaria «es un sector sin competencia, y la gastronomía española ha desbancando a Francia y a todo el mundo; tiene una fuerza imparable, y la marca España entre todos debemos hacerla».

No obstante, lamenta que «el peso de la industria va descendiendo, cuando la industria es condición clave para que la economía se reactive». «España ha perdido peso industrial; hay un problema y nos lo tenemos que mirar».

«HAY QUE DECIR ADIOS A LAS AUTONOMIAS» «La economía española debe volver a ir hacia arriba, pero no tenemos un Moisés que nos lleve, no tenemos estímulo para ir hacia adelante, porque los que gobiernan en España son auténticammente unos inútiles y nos endeudan para que lo paguemos nosotros; no acortan el gasto pero aumentan impuestos», se lamenta.

Considera que «la falta de unidad de mercados es una torre de Babel que nos lleva al desastre», por lo que cree que «a las autonomías hay que decirles adiós». «Una comunidad autónoma sobredimensionada en soberanía o poder legislativo acaba proclamando la independencia; se tienen que cortar, es un atentado a que Europa y España vayan bien».

Insiste en que «no se tiene porqué aumentar los impuestos, pero crecen porque se eleva el gasto público, sobre el que hay descontrol absoluto», por lo que «si se revisaran los contratos de la Administración, que contrata con los mismos personajes, se reduciría cada año el gasto del Estado en 48.000 millones».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído