Martinsa avanza en su liquidación al vender un nuevo lote de viviendas y suelo por 6,5 millones

Martinsa Fadesa ha dado un paso más en su proceso de liquidación al poner a la venta un nuevo lote de activos, compuesto por suelos y viviendas de segunda residencia, con un precio de salida total de unos 6,5 millones de euros.

Los administradores concursales de la inmobiliaria que controló y presidió Fernando Martín abordan la nueva venta en paralelo al proceso de subastas notariales, a través del BOE, iniciado recientemente para colocar unos 300 activos que no se han logrado vender en los procesos de venta y subasta directa celebrados hasta ahora.

En cuanto a los nuevos activos que ahora se ponen a la venta, sobresalen medio centenar de parcelas urbanizadas para construir viviendas en Palma de Mallorca que suman un precio de unos 5 millones de euros.

Se trata de terrenos de entre 2.000 y 2.370 metros cuadrados de superficie, y con una edificabilidad de entre 220 y 260,70 metros cuadrados, ubicados, en el término municipal de Llucmajor, a unos 12 kilómetros del centro de Palma, cerca del aeropuerto y del campo de Golf de Son Gual.

Los administradores concursales de Martinsa Fadesa también han colgado el cartel de ‘se liquida’ a doce parcelas para construir viviendas unifamiliares en Aldeamayor De San Martín (Valladolid), por un total de unos 120.000 euros, y otra veintena de terrenos de Barrocanes (Ourense), también para unifamiliares, por unos 462.000 euros.

En el nuevo lote de ventas directas de la inmobiliaria también se incluyen catorce viviendas de segunda residencia en Ayamonte (Huelva) por un total de unos 848.000 euros. Se trata de viviendas de una urbanización situada en Costa Esuri, que cuenta con campo de golf.

Los inversores interesados en algunos de estos activos tienen de plazo hasta el próximo 16 de marzo para presentar ofertas, según consta en la web habilitada por la administración concursal de Martinsa para el proceso de liquidación.

AÑO Y MEDIO EN LIQUIDACION.

Se trata del lote número once de activos en venta directa que los administradores de Martinsa lanzan desde que en septiembre de 2015 se aprobó el plan de liquidación de la empresa.

Este plan establece que, en primer término, los administradores pongan a la venta directa activos al 70% de su valor, esto es, con un descuento medio del 30%. Para los que queden sin vender se establece un sistema de subastas cerradas, procesos en los que se puja en un sólo día a través la presentación de sobres cerrados. En último término, se recurre a las subastas notariales abiertas a través del BOE.

Martinsa Fadesa se vio abocada a la liquidación a finales de 2014 a pesar de que en 2011 logró superar un concurso de acreedores que constituyó el mayor registrado hasta entonces en la historial empresarial del país.

En esa fecha, la inmobiliaria presentaba un ‘agujero patrimonial’ de unos 4.500 millones de euros, dado que contaba con activos valorados en 2.392 millones de euros para hacer frente a un pasivo de 6.995 millones, de los que 3.200 millones corresponden a deuda con los bancos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído