Hacienda achaca la caída en el número de delitos tributarios a la crisis y no a una relajación de la AEAT

El Ministerio de Hacienda achaca la caída en el número de delitos tributarios investigados por la Agencia Tributaria (AEAT) a la crisis económica, y no a una relajación de la lucha contra este fenómeno.

El diputado de Ciudadanos Vicente Ten remitió una pregunta escrita al Gobierno ante la caída «considerable» en el número de denuncias por delitos contra la Hacienda pública experimentada entre 2001 y 2014, cuando se pasó de 1.014 denuncias a 391. «No encontramos datos tan bajos desde 2002», alerta el diputado, que señala como causantes de esta evolución tanto a la «falta de personal» como la «modelo organizativo» de la Agencia Tributaria.

Sin embargo, en su respuesta el departamento que dirige Cristóbal Montoro asegura que «la disminución del número de delitos contra la Hacienda Pública denunciados no puede achacarse a una relajación en la lucha contra el fraude que realiza la Agencia Tributaria», sino que se debe a que entre 2011 y 2014 fueron los años de «mayor crisis económica».

En ese periodo, continúa la respuesta que recoge Europa Press, los beneficios empresariales «disminuyeron» e incluso se generaron «en muchos casos» bases imponibles negativas «de significativa magnitud» que pudieron «absorber el importe que resultara a ingresar en una liquidación», de modo que «no se alcance la cuantía defraudada requerida para poder apreciar un delito contra la Hacienda Pública», que está en 120.000 euros.

MAS RECAUDACION POR LUCHA CONTRA EL FRAUDE

«No puede cuestionarse el compromiso del Gobierno, a través de la Agencia Tributaria, en la lucha contra el fraude fiscal, como demuestran los crecientes resultados recaudatorios de la lucha contra el fraude en el período 2011-2014, así como la colaboración de la Agencia Tributaria con los órganos judiciales, como pone de manifiesto el número de efectivos de la Agencia Tributaria en funciones de auxilio judicial o de peritaje, cada vez mayor», continúa el Ejecutivo.

A renglón seguido, reitera que su compromiso con la lucha contra el fraude «ha quedado repetidamente demostrado» y que el descenso en el número de delitos denunciados no puede imputarse a un «relajamiento» de la actuación de la AEAT, recordando que éste ha sido uno de los pocos organismos públicos que ha podido compensar parte de sus bajas de personal durante la pasada legislatura al contar con cierto margen en su tasa de reposición.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído