Vodafone incorpora tecnologías con características propias del 5G a redes de 4G

Vodafone ha incorporado tecnologías que adelantan características propias de 5G a las redes 4G, reduciendo la latencia en cinco veces y quintuplicando la capacidad, según ha anunciado la compañía, que continúa avanzando en el desarrollo de soluciones que permiten un despliegue de las nuevas redes de una forma «más eficiente y sostenible».

En una rueda de prensa, el director de red del Grupo Vodafone, Yago Tenorio, ha remarcado que el 5G va a ser una evolución del 4G, por lo que han decidido coger algunos de los elementos y las tecnologías más importantes que va a traer la próxima generación de redes y mostrarlas en su red de 4G.

Entre estas soluciones, que se mostrarán en el Mobile World Congress (MWC) que se celebra desde el lunes 27 de febrero en Barcelona, se encuentra la tecnología de radio M-MIMO (Massive MIMO), que multiplicará por cinco la capacidad de las celdas 4G convencionales con haces de señal dedicados para cada usuario.

La compañía resalta que esto es especialmente útil en situaciones de concentración masiva de smartphones, ya que optimiza la capacidad y velocidad de transmisión de datos para cada usuario de forma simultánea. Además, añade que no requiere el uso de espectro adicional, dado que optimiza el espectro existente, y es compatible con los terminales que están en el mercado.

En Mobile World Congress 2017 podrá verse la primera demostración realizada en Europa de M-MIMO en una red comercial, que dará capacidad y cobertura a un grupo de usuarios en una zona específica en el exterior de la Fira. En el stand de Vodafone un mapa actualizado mostrará sus velocidades de descarga, así como el rendimiento y la eficiencia de la celda Massive MIMO.

Asimismo, la compañía realizará la primera prueba mundial del pre-estándar Short TTI, una tecnología que mejora la latencia en 4G y contribuye a la evolución hacia 5G. Además, los visitantes también podrán controlar un robot desde un ordenador para evitar que pierda el equilibrio, mostrando cómo la menor latencia contribuye a conseguir un control mucho más preciso.

En el apartado de latencia también destaca la tecnología de ‘slicing’, que permite asignar de forma ágil y dinámica los recursos disponibles en la red comercial de datos para ofrecer distintos niveles de Calidad de Servicio (QoS) y de latencia, según las necesidades de cada usuario. La tecnología de «slicing» podría aplicarse a control remoto de manufacturas, cirugía a distancia, realidad virtual, realidad aumentada o en videojuegos.

«La reducción de los tiempos de latencia (intervalo entre envío y recepción de paquetes de datos) en cinco veces será decisiva para optimizar la calidad de servicio de la red, la experiencia de usuario y el desarrollo de nuevos servicios como la conducción de los coches autónomos, mejorando la respuesta ante imprevistos», afirma.

MEJORAS EN EL DESPLIEGUE DE REDES

Por otro lado, Vodafone España asegura que continúa avanzando en las tecnologías que permitirán un despliegue de red «más eficiente, sostenible y ubicuo», como es el caso de CrowdCell, que estará disponible en dispositivos portátiles de todo tipo, convirtiéndolos en emisores de red con software de código abierto y componentes de hardware de bajo coste.

Esta solución permitirá extender la capilaridad de la red 4G a nuevos espacios y mejorar así la calidad de servicio, incrementando las velocidades medias de acceso. La operadora ya está realizando un piloto con 30 clientes de empresa con un router CrowdCell que amplifica la cobertura 4G con velocidades de hasta 100Mbps en descarga y permite ofrecer servicio hasta 32 usuarios de manera simultánea.

En el stand podrá observarse un ordenador portátil proporcionando cobertura 4G con una aplicación de CrowdCell basada en software libre. Asimismo, un dron equipado con tecnología CrowdCell permitirá ejemplificar cómo esta tecnología se podría aplicar a la mejora de la cobertura de eventos especiales (conciertos, partidos de futbol), situaciones de emergencia o desastres naturales, permitiendo que la red de Vodafone esté disponible donde sea necesaria.

En esta línea, añade que también sigue trabajando en la virtualización de las funciones de red (NFV), que permite a las operadoras seleccionar a los mejores suministradores de hardware y software de forma independiente, desligando sus evoluciones técnicas. Vodafone España ya ha virtualizado su red de datos, migrando el tráfico comercial de datos de 2G/3G/4G a la nueva infraestructura, lo que permite reducir exponencialmente el tiempo necesario para aumentar la capacidad de los elementos centrales de la red comercial y para proporcionar servicios de forma más rápida y eficiente a los clientes.

Asimismo, realizará en el MWC demostraciones de redes definidas por software (SDN), que ayudarán a las empresas a configurar servicios de red fija en tiempo real, como el ancho de banda o la latencia, de forma inmediata y sin necesidad de desplegar infraestructura física. Así, es posible solicitar servicios personalizados con el ancho de banda deseado, modificarlos o reasignar los parámetros elegidos con efecto inmediato.

FIBRA CON VELOCIDADES DE 10 GBPS

Por otro lado, los asistentes al Mobile World Congress 2017 podrán observar una conexión de banda ancha ultrarrápida de fibra (HFC) con velocidades de descarga de datos cercanas a 10 Gigabits por segundo en el stand de Vodafone, en el que se podrá disfrutar de televisión en streaming con contenidos de ultra alta definición, al mismo tiempo que se realizan descargas de datos a tasas de Gigabit sin que el resto de servicios del hogar se vean afectados.

La compañía remarca que esta tecnología de banda ancha ultrarrápida se podría aplicar en ámbitos tales como streaming de televisión en ultra alta resolución 8K, descargas masivas de datos, realidad virtual y 3D, realidad aumentada, medicina en casa, televisión 360º o videojuegos, «todo ello en un entorno doméstico en el que podrían estar todos funcionando de forma simultánea».

Asimismo, la operadora informa de que ya ha iniciado la actualización de su red HFC en las principales ciudades para ofrecer velocidades simétricas superiores a 1Gbps anuncida el pasado mes de enero, lo que permitará a sus clientes disfrutar de una mayor velocidad de los servicios de datos, así como la posibilidad de incorporar nuevos canales a Vodafone TV incluyendo toda la capacidad de 4K.

Vodafone incide en que la solución adoptada va más allá de la mera actualización de la red a Docsis 3.1, pues supone una nueva arquitectura basada en el despliegue de puntos de extensión de la red de fibra y en el aumento del ancho de banda disponible para cada cliente. En consecuencia, la red ofrecerá una mayor velocidad, una mejora de la operativa y de la calidad y más flexibilidad y mayor escalabilidad.

«El actual estándar tecnológico permitirá alcanzar velocidades de bajada de hasta 10 Gbps y la Industria sigue trabajando en la evolución de Docsis para elevar las velocidades de subida de datos en la red y dar respuesta a la demanda que en el futuro pueda surgir de aplicaciones intensivas en el consumo de datos», afirma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído