Los sobrecostes del mercado eléctrico bajaron en enero, en plena escalada de precios

Los sobrecostes del mercado mayorista de electricidad, que se añaden al ‘pool’ y que acaban constituyendo la referencia final para calcular el término de energía que pagan los consumidores, se redujeron en enero, en plena escalada de precios.

El precio medio del ‘pool’ en enero fue de 71,49 euros por megavatio hora (MWh), si bien el precio medio final del mercado libre se elevó hasta 81,4 euros una vez incorporados los distintos sobrecostes, según indica el Grupo Ase, que estrena este mes un nuevo informe mensual sobre la evolución del mercado eléctrico español.

La referencia final más que duplica las de enero de 2016 debido a los altos precios del ‘pool’, en el que coincidieron aspectos como la baja hidraulicidad y eolicidad, así como la mayor demanda y el encarecimiento del gas.

Sin embargo, indica el informe, los sobrecostes adicionales se redujeron un 9,6% con respecto al mismo mes del año anterior, lo que mitigó, aunque sea sensiblemente, el fuerte encarecimiento del recibo sufrido en enero por los consumidores.

Estos sobrecostes incluyen los costes de la interrumpibilidad, de los pagos por capacidad y de los conocidos como servicios de ajuste. En total, ascendieron a 7,9 euros, de los que 1,9 euros corresponden a la interrumpibilidad, 3,1 euros a los pagos por capacidad, 1,2 euros a los procesos del operador del sistema y 1,7 euros a las restricciones técnicas.

El servicio de interrumpibilidad corresponde al importe que se paga a las grandes industrias por modular su consumo en función de las exigencias del sistema eléctrico. Desde hace dos años, se incorpora como coste de mercado.

Los pagos por capacidad, con los que se incentiva la disponibilidad de centrales térmicas para garantizar la gestión del sistema, fueron en enero 1,5 euros por MWh más caros que la media del año debido a efectos estacionales.

Los servicios de ajuste del sistema contemplan actividades como la solución de restricciones técnicas, los servicios complementarios o la gestión de desvíos, según explica Red Eléctrica de España (REE).

Las restricciones técnicas tienen como objetivo resolver problemas de gestión del sistema mediante la limitación y modificación de los programas de producción y de consumo de bombeo y el posterior reequilibrio de generación y demanda para compensar cambios de las previsiones iniciales.

Dentro de los servicios complementarios se encuentran la reserva de potencia adicional a subir, la regulación secundaria para corregir desvíos entre generación y demanda en periodos de entre 20 segundos y 15 minutos, y la regulación terciaria, en la que se trabaja con periodos de entre 15 minutos y hasta de 2 horas de duración.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído