Bimba y Lola eleva un 31,7% sus ventas en 2016, hasta 152,4 millones, y supera los objetivos

Bimba y Lola alcanzó unas ventas de 152,4 millones de euros durante su ejercicio fiscal 2016-2017 (desde el 1 de marzo de 2016 al 28 de febrero de 2017), lo que supone un aumento del 31,7% respecto a un año antes, según ha informado este martes la compañía de moda.

De esta forma, la firma gallega de las diseñadoras Uxía y María Domínguez, sobrinas de Adolfo Domínguez, supera «ampliamente» los objetivos de crecimiento a doble dígito planteados inicialmente por la empresa.

En concreto, el crecimiento de la compañía en España ha sido de un 31% (21% en superficie comparable), a lo que se suma el «fuerte» incremento de las ventas internacionales, con alzas superiores al 20% en Portugal, México y Singapur; del 50% en Chile y Corea y por encima del 60% en Francia y Reino Unido. Las ventas internacionales suponen en la actualidad el 26% del total.

Para apoyar este crecimiento, Bimba y Lola sigue incorporando puntos de venta, de acuerdo con su plan de expansión internacional. Así, 2016 ha terminado con 12 aperturas netas, hasta llegar a un total de 222 tiendas, entre propias y corners en grandes almacenes.

En los próximos meses añadirá al menos 20 más en Francia, incluyendo sus primeros ‘corners’ fuera de París, en Printemps-Lyon y Printemps-Cannes, Reino Unido, Portugal, Qatar y México.

Bimba y Lola seguirá creciendo también en España, con nuevas ubicaciones seleccionadas, y también a través de ‘corners’ en El Corte Inglés.

La compañía prepara actualmente el desembarco en los mercados «más atractivos» del mundo, aunque no ha precisado cuales.

Con el objetivo de abordar esta expansión, Bimba y Lola estudia actualmente el diseño y construcción de una nueva sede para sus servicios centrales.

La compañía gallega emplea en la actualidad a más de 1.000 personas, con un 70% de empleo indefinido y un crecimiento del 17,2% en su plantilla respecto a un año antes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído