El TUE confirma la multa a Samsung por pactar precios con otros fabricantes de tubos catódicos

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha confirmado este jueves las multas de 69,5 millones de euros y de 81,4 millones impuestas por Bruselas a Samsung SDI y a dos de sus filiales en Alemania y Malasia por haber participado durante una década en dos acuerdos ilegales para pactar precios y repartirse el mercado de los tubos catódicos.

El caso se remonta a 2012, cuando la Comisión Europea impuso una multa récord de 1.470 millones de euros a siete fabricantes de tubos catódicos para televisores y pantallas (entre ellos LG, Philips, Samsung, Panasonic o Toshiba) por participar en dichos carteles entre 1996 y 2006.

En septiembre de 2015, el tribunal con sede en Luxemburgo desestimó un primer recurso de las tres empresas presentado para anular la decisión del Ejecutivo comunitario y lograr una reducción de la sanción.

Samsung SDI y su filial en Malasia presentaron entonces un recurso de casación ante el TUE solicitando la anulación de la anterior sentencia y de las multas.

En su sentencia de este jueves, el Tribunal europeo desestima el recurso y confirma el monto de las dos multas impuestas con carácter conjunto y solidario a Samsung SDI y Samsung Malasia.

El fallo desestima los argumentos de la compañía surcoreana, que alegó discriminación de trato con respecto a otros participantes en los carteles y que se deberían de haber excluido del cálculo de la sanción la venta de determinados productos no directamente afectados por el pacto de precios.

En opinión del TUE, sin embargo, la totalidad de los tubos catódicos producidos habían sido «objeto de contactos colusorios que constituían una infracción única y continuada». Las distintas actuaciones, además, presentaban una relación complementaria entre sí y se enmarcaban en un «plan conjunto».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído